viernes, 15 de abril de 2011

El Velero, Sitges (Barcelona)

Bueno, bueno, sólo de pensarlo me vuelve a apetecer. Comida en Sitges, en el Paseo de la Ribera, lugar repleto de restaurantes interesantes con el pescado fresco como protagonista. Elegimos éste, El Velero, probablemente el más prestigioso de todos, lo cual no implica necesariamente que sea el mejor. Se nos asignó una mesa en la sala interior con típica decoración de restaurante marinero de nivel, sin vistas, pero no nos importó mucho. Mesas separadas, manteles de tela, buenos cubiertos y magníficas copas Riedel. La carta ofrece muchas opciones, fundamentalmente con productos marinos, había un menú del día que ni se nos ofreció. En cuanto a vinos, carta corta pero interesante. Escogí el vino elaborado por el sumiller de la casa, La Caseta de Fusta Xarel.lo 2009 (zona del Garraf, D.O. Penedès), sabroso y perfecto para esta cocina. Comimos:

-Aperitivo de sopa de boletus y brandada de bacalao (clásico, esperable y agradable)


-Habitas con chipirones (un escándalo, confieso que ante este plato no soy objetivo, pero éste estaba muy bueno)


-All cremat de almejas (media ración, buen producto, deliciosas)


-Parrillada de pescado y marisco (excelente producto, en algún caso mejorable el punto, pero se disfruta igualmente)


-Biscuit de chocolate (mejor de lo esperado, muy delicado, acompañado de una copa de Aureus de Sauternes, que mejora el postre)


Para acabar un café sin historia y unos petit-fours (magdalenitas de coco y bombones) bastante correctos.


Y esto es lo que hay, cocina del mar, honradez, saber hacer y producto. Vi pasar muchos arroces, otra especialidad de la casa, pero sobre todo vi pescado, marisco y gente pasándolo bien.


Yo añadiría algún toque más actual, tanto en platos como en decoración, pero no creo que su clientela busque eso. Buscan lo que encuentran, y lo encuentran bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario