Entradas

La linda 2015

Imagen
Nos vamos a Argentina:
-La linda 2015 (Mendoza, Argentina), monovarietal de malbec con tres meses en barricas de roble.
Cereza de capa media, ribete púrpura.
En nariz es complejo e intenso. Mucha fruta roja, notas florales y sotobosque.
En boca es potente a la par que equilibrado. Persiste fruta. Retrogusto medio.
Costó unos 11 €.
Estamos ante un vino de los que se olvidan pronto, de los que no trascienden. Ahora bien, puede acompañar dignamente una comida.
Seguimos.

Ojo de gallo 2016

Imagen
Ay, Cádiz:
-Ojo de gallo 2016 (V.T. Cádiz), monovarietal de palomino fino con 6 meses en depósito con sus lías finas.
Amarillo pajizo muy limpio y brillante.
En nariz presenta flores y frutas blancas y mineralidad. También algo de frutos secos. Poco expresivo.
En boca es fresco y amable, destaca de nuevo esa mineralidad. Sabroso y graso. Retrogusto medio.
Costó unos 10 €.
Un vino diferente y de marcado carácter, pero que quizá no supe entender perfectamente y no aprecié todas las bondades que esperaba. Ese Pago Macharnudo es un seguro y dará alegrías también en los blancos secos. Veremos.

Autòcton negre 2015

Imagen
Hoy toca Cataluña:
-Autòcton negre 2015 (Vino de España, zona del Baix Penedés), coupage de sumoll y ull de llebre con diez meses en barricas grandes de roble francés.
Picota de capa media, ribete violáceo.
En nariz hay fruta roja y negra casi en compota, hierba fresca y algo de mineralidad. Baja intensidad.
En boca es muy fresco, algo afilado y fácil de beber. Persiste fruta y hierba. Retrogusto corto.
Fue un regalo pero cuesta unos 13 €.
Digamos que solo cumplió, es sencillo y correcto, pero solo es eso. Se olvida demasiado rápido.
Seguiremos buscando.

Suertes del Marqués La Solana 2015

Imagen
¡Canarias!:
-Suertes del Marqués La Solana 2015 (D.O. Valle de La Orotava), monovarietal de listán negro con 14 meses en barricas de roble francés de 500 l.
Rojo picota de capa media, ribete violáceo.
En nariz se muestra elegante. Fruta roja, café, recuerdos salinos, especias...
En boca es fresco y sabroso. De nuevo fruta y mineralidad. Retrogusto largo.
Fue un regalo, pero cuesta unos 17 €.
Otro vino excepcional de esta bodega. Es para quitarse el sombrero, la verdad. Ya tengo ganas de probar el próximo...

L'Estagnol, Narbona (Francia)

Imagen
La agradable terraza de este restaurantecerca del canal de la Robine y del mercado de Les Halles, por cierto muy recomendable, nos convenció.
Zona de mesas cubierta con parasoles y bastante cómoda.
Manteles individuales, servilletas de tela y copas pésimas.
La carta está especializada en pescados y mariscos, pero comprende también otro tipo de preparaciones. Hay varios menús, pero optamos por la carta. En lo enológico, carta exigua y poco interés. Escogí, tras no disponer de mi primera elección, Château de Caraguilhes Classique Blanc 2017 (Corbiéres A.O.C.), que resultó fresco y cítrico.
Cenamos:
-Gambas (sin ser excepcionales resultaron bien sabrosas)
-Mejillones en salsa ravigote (agradables)
-Sepia a la parrilla con perejil (correcta, cambiaría las guarniciones)
-Magret de pato (totalmente arruinado por una muy excesiva cocción, guarniciones inaceptables)
-Café gourmand (como un surtido de postres, bien la crema con frutas y el babá, el resto seco)
El café también cumplió.
El perso…

Zarihs 2014

Imagen
Syrah de tierras de garnacha:
-Zarihs 2014 (D.O. Campo de Borja), monovarietal de syrah del que una parte envejece en roble francés durante 12 meses y el resto en acero inoxidable.
Rojo picota de capa alta, ribete violáceo.
En nariz mucho fruto negro, humo, chocolate, café y especias. Intenso.
En boca muestra estructura, untuosidad y buena acidez. De nuevo fruta negra, chocolate y café. Retrogusto medio.
Costó unos 14 €.
La verdad es que me gustó. La syrah es la uva de la complejidad, y aquí se expresa con contundencia. Un buen vino de una bodega que no suele decepcionar.
Adelante.

La Table Saint Crescent, Narbona (Francia)

Imagen
Un "estrellado" con un menú del día de 35 €, suficiente motivo para conocer esa cocina.
El local es muy bonito, se trata de un antiguo convento medieval rehabilitado en el que predomina la piedra expuesta y el blanco. Las lámparas y el mobiliario son de diseño.
Las mesas, bien separadas entre sí, son amplias y están maravillosamente vestidas. Las copas son impresionantes y la cubertería está al mismo nivel.
Se ofrecen preparaciones creativas a base de buen producto de la zona. Existen varios menús, desde el comentado de 35 (llamado Déjeuner d’Affaires y en el que no se eligen los platos aunque si nos ofrecieron carne o pescado) hasta el más largo de 95 €. En lo enológico disponen de una carta corta centrada en vinos del sur de Francia y precios prohibitivos. Escogí, tras un intento fallido, Premier Rendez-vous Version Longue 2014 (Montlouis sur Loire A.O.C.), un chenin blanc de una complejidad asombrosa. De los mejores vinos blancos que he probado. El agua con gas, Chateldon…