Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

Es lo que hay 2013

Imagen
Un aragonés curioso:
-Es lo que hay 2013 (Vino de España, zona de Calatayud), monovarietal de garnacha de viñas viejas con veinte meses de contacto con sus lías en depósitos descubiertos de acero y cemento.
Picota oscuro de capa media, ribete granate.
En nariz presenta un marcado acento mineral, también monte bajo y frutos negros. Intenso.
En boca es suculento y muestra mucho cuerpo. De nuevo mineralidad, pero también fruta y violetas. Buena acidez. Retrogusto medio.
Costó unos 13 €.
Norrel Robertson hace vinos especiales, y eso siempre es de agradecer. Este me ha gustado bastante, esa especificidad de la garnacha lo hace muy interesante.
Habrá que estar atento...

Erre Punto 2016

Imagen
Un viejo conocido:
-Erre Punto 2016 (D.O.Ca. Rioja), coupage de tempranillo con algo de garnacha, viura y malvasía con maceración carbónica.
Cereza intenso de capa alta, ribete morado.
En nariz es bien intenso. Violetas, frutos rojos y negros y hierbas aromáticas. Muy especial.
En boca se muestra goloso y fresco. Persisten flores y frutos, pero también aparece regaliz. Retrogusto largo y placentero.
Costó unos 13 €.
Pues eso, que sigue siendo una rara avis, un vino de otro mundo para disfrutar en este.
Esa frescura es un atractivo mayúsculo.



La zorra, Sitges (Barcelona)

Imagen
Arroz con una vuelta de tuerca, la idea de este restaurante me encanta. La terraza es confortable. Decoración pretendidamente canalla, con madera y tela. Mesas desnudas, servilletas de papel y copas correctas. La carta se centra en arroces, bien curiosos, y en productos del mar. En lo enológico, mucho vino natural y/o ecológico y alguna referencia interesante a precios muy excesivos. Escogí el Goru Organic 2015 (D.O. Jumilla) que únicamente cumplió. Comimos: -Ostra tuneada (realmente en un bloody mary, agradable) -Fritura de gambitas de playa (para comer enteras, muy bien fritas, un placer) -Arroz meloso de centollo y botarga (emulando a un chili crab, gran punto del arroz y muchísimo sabor, añadiría picante pero es excelente) -Cheesecake (nada especial) El café es aceptable. Orujo cortesía de la casa. Salí contento. La cocina personal e inconformista de Pablo Albuerne me gusta, es de las que te lo hacen pasar bien. La carta es realmente apetecible, estoy seguro de que cualquiera de l…

Casa Hidalgo, Sitges (Barcelona)

Imagen
Elegimos este restaurante gallego, en particular su diminuta barra, para un par de aperitivos en Sitges. Me gusta el concepto del bar, pequeñas raciones ideales para compartir entre dos personas. Los precios van desde los 4 a los 10 €. Entiendo que en el restaurante propiamente dicho hay otras opciones.
En lo que respecta a los vinos, bebí alguna referencia de D.O. de aquella región pero de escaso interés.
Probé:
-Tartar de atún con jengibre (algo tímido pero agradable)
-Navajas a la plancha (pequeñas, muy sabrosas)
-Ceviche (de ceviche tiene poco, pero el plato en sí está rico)
-Croquetas (de bogavante y de calamar, mejor esta última pero poco destacables ambas)
-Ostras en escabeche (gallegas, de buen tamaño y fantástica potencia, espectacular aliño)
-Almejas (correctas)
Lo dicho, una propuesta atractiva en su informalidad y que se disfruta de verdad.
Una toma de contacto que dejó gratas impresiones, y eso nunca es poco. Me apetece profundizar en esa carta.
Recomendable.

Tío Pepe Una Palma (Saca de 2017)

Imagen
Volvemos a Jerez:
-Tío Pepe Una Palma (Saca de 2017) (D.O. Jerez-Xérès-Sherry), monovarietal de palomino fino con crianza de 6 años siguiendo el sistema tradicional de criaderas y solera.
Color oro pálido, reflejos verdosos y dorados.
En nariz aparece la magia. Panadería y frutos secos predominan. Punzante y penetrante.
En boca es seco, salino y presenta un final ligeramente amargo. Persisten frutos secos. Retrogusto largo.
Costó unos 15 € (50 cl.).
Algo más que un fino "joven", y eso ya es mucho decir. Un vino de los que te devuelven la fe en la humanidad (si es que la has perdido).
Que vengan muchos.

Sonsierra Tempranillo Blanco 2016

Imagen
¡Tempranillo blanco!:
-Sonsierra Tempranillo Blanco 2016 (D.O.Ca. Rioja), monovarietal de tempranillo blanco sin barrica.
Amarillo pálido, reflejos dorados.
Nariz poco generosa en la que aparecen manzana, piña y cítricos. Quizá también algo de flores blancas.
En boca es fresco y agradable. Invita a beber. Retrogusto corto.
Costó unos 5 €.
La mutación natural de la tempranillo y su posterior tratamiento es una bonita historia, pero este vino no llega a convencer. La madera sería un buen aliado, supongo.
Profundizaremos.



Castillo de Belarfonso 2016

Imagen
Vamos con un garnacha curioso:
-Castillo de Belarfonso 2016 (D.O. Méntrida), monovarietal de garnacha con seis meses en barrica de roble francés.
Color picota de capa baja, ribete violáceo.
Nariz sorprendente, con mucha fruta roja, sotobosque y mineralidad.
En boca es fresco, amable y equilibrado. De nuevo mucha fruta, hierbas aromáticas, minerales y algo de especias. Retrogusto medio.
Costó unos 9 €.
Esa frescura le confiere personalidad, estamos ante un producto muy digno. Y con gran relación calidad-precio, lo cual valoro mucho.
Muy agradable.

L'Espurna, Lleida

Imagen
Tenía ganas de conocer este restaurante ilerdense del que había leído alguna buena reseña.
El local es acogedor. Blanco, madera y piedra.
Se nos asignó mesa en la planta de arriba, bonito espacio.
Mesas desnudas con una especie de bajoplato de madera que sirve de mantel individual. Es incómodo. Buenas copas.
Se ofrece cocina de mercado con toques creativos pero claramente enraizada en el territorio. Hay dos menús, a 37,50 y 45 € respectivamente,y una carta corta. Escogimos el menú Experiències (45 €). En cuanto a vinos hay opción de maridaje y una carta interesante con claro protagonismo catalán. Me quedé con Succés El Mentider 2016 (D.O. Conca de Barberà), un curioso monovarietal de trepat. Al inicio del menú se sirvió una copa del correcto Mont Gervé (D.O. Cava).
Comimos:
-Nuestro filipino de foie y cacao (demasiado sabor a manteca de cacao)
-Gazpacho de melón, manzana y caviar de trucha (fresco, agradable)
-Espárrago blanco confitado con coliflor y vinagreta de miel y mostaza a la …

Masseria Metrano Primitivo 2014

Imagen
Hoy, Italia:
-Masseria Metrano Primitivo 2014 (Salento I.G.T), monovarietal de primitivo con crianza.
Picota de capa media, ribete anaranjado.
En nariz se muestra tímido, con notas de fruta negra, especias y tabaco.
En boca es seco y aparece una importante acidez. Fruta en sazón y madera. Retrogusto medio.
Cuesta unos 5 € en Lidl.
Tenía ciertas expectativas y no se han alcanzado. Un vino aceptable pero que no aporta mucho.
Unas veces ocurre la magia y otras no, así es el mundo de los vinos de precio amable.