domingo, 30 de octubre de 2011

L'Excellence Buzet 2006, sin emociones

Vino francés barato, veamos:
-L'Excellence Buzet 2006 (Buzet A.O.C.), coupage de merlot, cabernet sauvignon y cabernet franc.
Color cereza picota, ribetes anaranjados.
En nariz, poca expresión, fruta negra madura y tostados.
En boca, sabores poco persistentes, fruta negra y roja, cacao y especias. Retrogusto corto.
Costó unos 3'50 €, no prometía mucho y poco dio.
Un vino para una cena que no quiera ser especial, del día a día (que tanto me gusta y que no siempre es fácil de disfrutar).

sábado, 29 de octubre de 2011

Valores de mercado

Un paseo por los mercados madrileños de la mano de unos cuantos grandes chefs. Muy recomendable (también los vídeos adjuntos).

domingo, 23 de octubre de 2011

Café Balear, Ciudadela (Islas Baleares)

Visita a la bonita ciudad de Ciudadela (Ciutadella de Menorca) y comida en su puerto. Este restaurante es el mejor valorado de todos, pero además es el que mejor pinta tiene.
Tienen terraza, pero el calor aconsejaba el comedor interior, clásico y agradable.
Mantelería de tela y buenas copas.
La carta ofrece cocina marinera y de producto, lo que parece. En lo referente a vinos, también lo que uno ya sabe antes de sentarse. Buena selección de cavas entre los que elegí (aconsejado) un Berta Bouzy Mont-Ferrant Reserva Extra Brut (D.O. Cava) y resultó cremoso y fresco, muy placentero.
Se nos dio la oprtunidad de crear nuestra propia parrillada escogiendo los productos y así lo hicimos.
Comimos:

-Parrillada de pescado y marisco (maravilloso producto y buen punto de parrilla, destacaré el rape y el San Pedro, pero todo estuvo a la altura, pocas cosas me hacen disfrutar tanto como una bandeja así)


-Pañuelo de tres chocolates (sorprendentemente bueno, sencillo pero intenso y goloso)


El café, mediocre, cerró una buena comida cuya cuenta llegó a unos 50 € por persona.


El servicio estuvo amable y correcto.


Tenemos pues un referente gastronómico en la isla de Menorca. Producto, buen servicio y poco más, lo de siempre y como siempre. Y así debe ser, creo, lo hacen y lo hacen bien.


Me voy de aquí con la sensación de que tardaré un tiempo en comer pescados como estos y eso sí que es una pena.

sábado, 22 de octubre de 2011

Camins del Priorat 2008, emocionante.

Vayamos con uno de los hijos de Álvaro Palacios:
-Camins del Priorat 2008 (D.O.C. Priorat), coupage de samsó o cariñena, garnacha, cabernet sauvignon y syrah con ocho meses en roble francés.
Color cereza picota con ribete granate. Capa media-alta.
En nariz, fruta roja, notas vegetales, tierra mojada y algo de balsámicos. Mucha expresividad.
En boca, pura seda. Fruta roja y negra madura, toques minerales y acidez justa. He aquí su logro, un goloso y amable paso por boca. Retrogusto correcto.
Su precio, unos 12 €.
Tenemos pues un vino de los que sobresalen, especialmente teniendo en cuenta su precio. Evidencia de la mano de su creador y ejemplo de su tierra.
El vino no es sólo lo que parece, es más, es lo que provoca, y éste emociona.

jueves, 13 de octubre de 2011

El Bulli, último vals

Emotivo e interesante documental sobre el último servicio en el restaurante que ha cambiado la historia de la gastronomía. Lo recomiendo especialmente.

martes, 11 de octubre de 2011

Cap roig, Sa Mesquida (Islas Baleares)

Nos apetecía un buen arroz marinero para cenar así que nos dirigimos a este restaurante con esa idea. Lo cierto es que está situado en un lugar privilegiado y no es una frase hecha, es inmensamente privilegiado.
Nos asignaron una mesa en la terraza y la luna llena hizo más que todas las decoraciones juntas. El rumor de las olas puso la banda sonora.

Mesas y bancos anclados en el suelo, manteles individuales, servilletas de papel (de las buenas) y copas correctas. Esto no es un restaurante lujoso.

La carta ofrece pescado y marisco, arroces y poco más. En el apartado de vinos alguna pequeña y grata sorpresa pero, en general, lo esperable. Escogí un Agnusdei 2010 (D.O. Rías Baixas) y bueno, fue bastante agradable.

Cenamos:

-Sepia a la plancha (pues eso, sepia a la plancha, pero la mejor que he probado, ¿por qué no sabe siempre así?)

-Arroz caldoso de pescado y marisco (excesivamente caldoso para mi gusto, pero bien ejecutado, en su punto y con buen producto)



-Soufflé (servido en llamas, con Cointreau, lo vi en otra mesa, me apeteció y lo disfruté)


La cuenta ascendió a 37 € por persona.


Servicio acorde al sitio, muy amables.


En definitiva, conseguimos lo que buscábamos, una cena placentera en un paisaje difícil de olvidar.


Sitio sin pretensiones, honesto, en el que se hace una cocina de producto, se vende ubicación y se trata bien al cliente. No quiero nada más.

viernes, 7 de octubre de 2011

Sa pedrera d'es Pujol, Sant Lluís (Islas Baleares)

La visita de hoy es de las buenas, de las grandes. Dicen de éste que es el mejor restaurante de Menorca y que va a ser reconocido por las guías más importantes. Comprobémoslo.
Para llegar hay que seguir las indicaciones de la web pues no es fácil. Situado en un antiguo caserío que ya desde fuera da sensación de algo más, de confortabilidad.
La sala es amplia, lujosa y la terraza aumenta las buenas sensaciones.
Mesas espaciadas, mantelerías de hilo y buenas copas.
En la carta se ofrece cocina actual con base y productos de la tierra con con aires refinados. Se puede elegir entre esa propia carta y un menú llamado "Un paseo gastronómico por Menorca" (35 € sin IVA). Escogimos este último y aunque solicitamos algún cambio no se satisfizo la petición.
Son también famosos por su nutrida bodega y así queda claro en la carta, extensa e interesante. Me quedé con un 12 Volts 2009 (V.T. Mallorca) y me encantó, equilibrado, pulido y con mucho carácter.
Comimos:
-Copa de berenjena, espuma de patata y migas de llonganiça (sublime, para comer un barril, buen juego de texturas y saboreres)
-Croqueta de queso de Mahón con mermelada de pimiento (bien hecha, agradable)
Se sirvió también una delicadísima mantequilla y un gran aceite local para acompañar al correcto pan.

-Pequeña ensalada de mozzarela de búfala, pesto y verdes (el pesto intenta unir elementos sin conseguirlo del todo, pero está buena)



-Tosta de verduras escalibadas y jamón ibérico (impecable factura para un plato que ofrece más sabor que sorpresa)


-Atún rojo de Menorca con rollito de ponzu (buen punto del pescado, aunque algo frío en el interior, las guarniciones orientales presentaban luces y sombras, un plato fallido)


-Tarta de manzana cocida al momento con helado de cuajada y salsa Calvados (tarta y salsa espectaculares, pero el helado presentaba unos desagradables cristales, inaceptable)


Tras todo esto, un estupendo café y unos apropiados petit-fours. Agradezco mucho unos petit-fours para acabar bien una comida, me hablan bien de un restaurante.


La cuenta final subió hasta 54 € por persona. ¡Incluyan el IVA en la carta ya!


Obviamente esto es un gran restaurante, sin duda. Ni fue su mejor día ni fue el mío pidiendo, eso también está claro. Fallos inesperados y detalles que se deben pulir en un restaurante que da imagen de impecabilidad.


Ego restaurabo vos reza un panel en la terraza y sí, nos restauraron, pero hubiera esperado algo más.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Barbazul 2009, realmente interesante

Tinto gaditano para la entrada de hoy:
-Barbazul 2009 (V.T. Cádiz), coupage de cabernet sauvignon, merlot, syrah y tintilla de Rota (predominante) con cinco meses en roble francés.
Color cereza picota, ribete violáceo. Capa alta.
En nariz, complejo y expresivo. Sobresalen aromas cítricos, hierba fresca, especias y fruta madura.
En boca aparece sabroso, equilibrado. Mucha fruta en sazón y algo de especias. Retrogusto largo y bien compensado.
Costó unos 6 €, buen precio.
Me suelen gustar estos "hermanos pequeños" de grandes vinos y éste también lo hizo. Me consta que se trabaja bien en campo y bodega y eso da buenos resultados.
Un vino para romper prejuicios, para disfrutar en buena compañía.

domingo, 2 de octubre de 2011