Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2019

Nova Devimar, L'Ampolla (Tarragona)

Escogí este restaurante, que en realidad es la sala de degustación de una depuradora de marisco, para una cena informal.
La terraza, situada en el propio paseo marítimo de la ciudad, es agradable. La presencia de mosquitos es habitual así que te proveen de repelente.
Manteles individuales, servilletas de papel y copas nefastas. Ningún lujo, pero sí distancia entre mesas.
La carta, muy amplia y apetecible, ofrece principalmente marisco, pescado y arroces. Al mediodía hay menús degustación. En lo enológico, carta corta, alguna referencia interesante y precios comedidos. Escogí un Rimarts Reserva 24 (D.O. Cava), que me encantó.
Cenamos (pido perdón por algunas de las fotos):
-Ostra rizada del Delta (buen producto, intensas dentro de su potencial)
-Carpaccio de gamba roja (para comerte decenas, muy correcto)
-Chapadillo de anguila (acompañado de un ligero alioli, una absoluta maravilla, enormes sabor y textura)
-Canyuts o navajas (este marisco es especialmente sabroso en esta zona y estas…

Predicador tinto 2016

De nuevo este gran vino:
-Predicador tinto 2016 (D.O.Ca. Rioja), coupage de tempranillo con algo de garnacha, graciano y mazuelo con unos 16 meses en barricas de roble francés.
Picota intenso, ribete violáceo.
En nariz es potente. Frutas negras y rojas, sotobosque y especias definen su aroma.
En boca hay madurez, pero también frescura. Muchísima fruta, equilibrio y estructura. Retrogusto largo y goloso.
Costó unos 22 €.
Tengo a este vino en una posición preponderante, supongo que mi percepción excede la realidad. Con todo y con eso, lo encuentro magnífico.
Muy elegante.
Sigamos disfrutando.

Casa Montero Club Náutico, L'Ampolla (Tarragona) (III)

Y por fin otra vez aquí. ¡Qué ganas!
Todo sigue igual. Insisto, una sala cómoda y con unas preciosas vistas al puerto.
El restaurante está especializado en pescados, mariscos y arroces de la zona. Hay un menú (con entrantes y arroz por 25 €), pero optamos por la carta. En lo referente a vinos, algo más de oferta y buenos precios. Opté por un Gramona Gessamí 2018 (D.O. Penedés), muy ligero y aromático, y un Rebels de Batea blanco 2018 (D.O. Terra Alta), sutil y fresco.
Comimos:
-Tostaditas de anguila ahumada (han mejorado mucho al moderar la presencia de tomate, ahora ya son una absoluta maravilla)
-Langostinos frescos de L'Ampolla a la plancha (quizá un punto por debajo de los de mi anterior visita, pero únicos y esplendorosos)
-Ortigas (muy buen producto y gran técnica, crujientes por fuera y cremosas por dentro, un placer)
-Arroz negro con chipirones (enormes punto y sabor, textura melosa)
Uno de mis acompañantes pidió lenguado y ciertamente era magnífico.
-Menjar blanc (hecho c…

Meandro 2016

Hoy toca Portugal:
-Meandro 2016 (Douro D.O.C.), coupage de touriga franca, touriga nacional, tinta roriz, tinta barroca, alicante bouschet y tinta barroca con unos doce meses en barricas de roble francés.
Cereza muy vivo, ribete granate.
En nariz es expresivo, predominando frutos rojos y negros, flores, balsámicos y algo de tostados.
En boca muestra intensidad y estructura. Mucha fruta y cierta complejidad. Retrogusto largo.
Costó unos 18 €.
Me ha gustado bastante. Potencia con control y singularidad, lo que busco algunas veces.
Portugal tiene mucho por descubrir. Seguiremos en ello.

Manzanilla San León

Más sur:
-Manzanilla San León (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda), monovarietal de palomino fino con crianza bajo velo de flor de unos 6 años.
Dorado pajizo muy brillante.
En nariz es ampulosa, predominando la mineralidad de la albariza y también levadura.
En boca es compleja y elegante. Aparecen notas yodadas y algo de frutos secos crudos.
Costó unos 7 € (50 cl.).
La manzanilla es siempre un placer y esta no podía ser menos. Sanlúcar de Barrameda en la copa y su añoranza presente en cada trago.
Qué vengan muchas.

La prensa, Zaragoza

Lo conocí hace unos años, me gustó y quería ver como ha evolucionado este restaurante zaragozano.
La sala es pequeña y confortable. Muy buen gusto. Mesas espaciosas y maravillosamente vestidas. Copas óptimas. Se ofrece cocina creativa. Hay dos menús y escogimos el más corto de ellos (70 €). En lo referente a vinos, carta extensa e interesante y precios prohibitivos. Escogí el expresivo y equilibrado Château Canon Saint-Michel L'enelos 2014 (Canon Fronsac A.O.C.). Comimos:
-Gilda (muy refinada, rica)
-Mantequilla trufada (exquisita)
-Salmorejo (agradables textura y sabor)
-Gambas al ajillo (bocado espectacular)
-Ajoblanco (simulando una vela, capa de manteca de cacao demasiado gruesa)
-Sobrasada de latón de La Fueva (no hay foto, en una elegante croqueta)
En ese momento se sirvió un buen aceite del Bajo Aragón y un gran pan de maíz.
-Foie, anguila, manzana (combinación eterna y que aquí también funciona)
-Trucha en tartar (con una impresionante holandesa, salicornia y huevas de tru…

Oloroso Aurora

Volvemos a Sanlúcar de Barrameda:
-Oloroso Aurora (D.O. Jerez-Xérès-Sherry), monovarietal de palomino fino fortificado y con crianza oxidativa.
Color caoba limpio y brillante.
En nariz es notable. Aparecen frutos secos, tostados, madera, notas vegetales...
En boca presenta estructura y equilibrio, además de intensidad. Refrenda la nariz. Retrogusto largo.
Costó unos 12 € (botella de 50 cl.).
Me ha gustado mucho este oloroso, muy aromático y con mucho cuerpo. De los que se disfrutan de verdad.
Cuántas alegrías me da el sur...

Diemersfontein Pinotage 2016

Hoy toca exotismo sudafricano:
-Diemersfontein Pinotage 2016 (Cape South Coast), monovarietal de pinotage con unos ocho meses de crianza en barricas de roble.
Cereza de capa media, ribete violáceo.
En nariz es intenso. Predominan notas de café, chocolate, fruta muy madura y frutos secos.
En boca es sorprendentemente amplio. En boca manda el cacao, también las frutas compotadas y cierta acidez. Retrogusto largo.
Costó unos 17 €.
La pinotage es una variedad controvertida, pero este vino me ha gustado bastante. Muy buena estructura y gran equilibrio.
Un placer.

Hermanos Teresa, Zaragoza (II)

Hacía demasiado que no venía por este ilustrado bar. Pocos cambios.
Esta vez optamos por:
-Chipirón relleno en tempura con salmorejo (impecable fritura y buena armonía, sabor muy casero y pulido, excepcional)
-Flor de calabacín rellena de queso con confitura de tomate (la confitura sobresale en un gran conjunto)
Para beber esta vez fue un vino blanco que no me satisfizo. Este apartado debería mejorarse.
El personal es muy atento.
Sigue sin ser barato, pero lo veo adecuado a su calidad.
Imprescindible zaragozano.

Bardos Reserva 2013

Un poco de Ribera del Duero:
-Bardos Reserva 2013 (D.O. Ribera del Duero), coupage de tinta del país con un 10% de cabernet sauvignon con unos 16 meses en barricas nuevas de roble francés.
Picota de capa alta, ribete violáceo.
En nariz es intenso. Aparecen frutos rojos y negros, balsámicos y especias dulces.
En boca presenta estructura y potencia. Refrenda la nariz, a la que se unen torrefactos y cacao. Retrogusto largo.
Costó unos 15 €.
Un vino interesante, con frescura pese a esa potencia de la que hablaba y que puede ser muy versátil. No estamos ante ninguna maravilla, pero sí hace disfrutar.