domingo, 30 de septiembre de 2012

New York Burger, Madrid

Sí, amigos, me apetecía una hamburguesa de las que están invadiendo Madrid. Ya he probado alguna más, así que esta vez me decanté por este local de la calle Recoletos.
Local de ambientación neoyorquina (¿cómo no?), espacioso y agradable.
Mesas con mantel individual de papel.
La carta propone diversas entradas y muchos tipos de hamburguesa, se elige también el peso de la carne. Para beber, cerveza Brabante (la Oscura es un absoluto escándalo).
Vamos allá:
-Aros de cebolla a la cerveza con salsa BBQ (ligeros e interesantes, me gustan más con la mostaza americana que hay en las mesas)
-Hamburguesa Wall Street con provolone y pimientos asados a la brasa de 250 g. (deliciosa, sin más, quizá hubiera preferido la carne menos hecha pero era lo bastante jugosa)
El personal fue amable y atento.
La cuenta llegó a los 23 €.
Poco hay que añadir, carne de calidad, ambiente informal y alegría. Sí, las hamburguesas también pueden ser para los locos de este mundo gastrónomo.
Muy recomendable.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Miyama, Madrid

Necesitaba urgentemente comida japonesa así que dirigí mis pasos hacia este restaurante de la calle Flor Baja.
Sala típica de restaurante japonés, pido sentarme en la barra. Desde ahí puede ver a los cocineros en acción, eso sí es un lujo.
Servilleta de tela, copa correcta.
Ofrece carta y varios menús, el pescado crudo es protagonista, pero no está solo. No era día de locuras, ya llegarán, así que elegí el Menú Sashimi de 23 €  (uno de sus menús del día).
Bebí una copa de Basa 2011 (D.O. Rueda), fresco y aromático.
Vamos allá:
-Atún con soja clara (sí, amigos, un aperitivo que ya está a otro nivel)
-Sopa de miso (como la de todos los menús japoneses pero en bueno, en muy bueno)
-Tempura (delicada, especialmente interesante el langostino)
-Ensalada de pepino y algas (refrescante)
-Sashimi (muy buen producto y muy buena técnica, todo excepcional, quizá especialmente la caballa)
-Helado de sésamo negro (delicioso)
Tras esto, un buen café.
El personal fue especialmente agradable y capaz.
En fin, un absoluto placer a precio moderado. La calidad de lo servido hace que esta comida sea barata, pagué 27 €.
El hecho de poder ver en directo el arte de los cuchillos y los pescados es un valor añadido a la experiencia. ¡Vaya profesional es ese sushiman!
Me quedé con las ganas de probar más cosas, volveré, todo tenía buena pinta, todo. Recomiendo vivamente este menú en particular, así se deberían hacer las cosas.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Art a la cuina, Benidorm (Alicante)

No parece Benidorm un paraíso gourmet pero, dado que íbamos allí a disfrutar el Low Cost Festival, decidimos bucear en las guías hasta encontrar algo interesante. Y nos decantamos por este restaurante, con algo de creatividad y especializado en carne a la brasa (raro, lo sé).
Sala algo deslavazada.
Mesas correctas, mantelería de tela. Copas adecuadas.
Carta ecléctica con protagonismo para carnes. No hay menú.
Vinos de la zona y poco más de interés. Precios comedidos. Me quedé con un Salvador Poveda Risling 2011, fresco y poco más, y un Enrique Mendoza Syrah 2009 (D.O. Alicante), equilibrado pero esperaba más.
Comimos:
-Foie mi-cuit caramelizado y mistela (mejor en el plato que en el paladar, pero aceptable)
-Calamares a la romana (esperaba más, ciertamente)
-Steak tartar con helado de mostaza (me gusta la idea del helado, aunque llegó derretido, carne de buena calidad)
-Atún a la brasa (decepcionante)
-Tarta de queso con chocolate (de poco interés)
El café estuvo mejor que el postre.
Aunque el servicio fue lento, el personal fue muy amable.
Costó unos 45 € por persona, por ese precio se debe comer mejor.
Pese a todo lo expuesto la experiencia no fue horrible, fue mejorable. Todos esperábamos más.
Se ve algún buen detalle, pero hay mucho que reorganizar en esa casa. Confío en que así sea. Quizá volvamos el año próximo...

domingo, 16 de septiembre de 2012

Bokado San Telmo, Donostia (Gipuzkoa)

Es bueno conocer algún menú del día de las ciudades que visitas, sirve para pulsarlas desde el punto de vista gastronómico.
Elegí éste, en el precioso Museo San Telmo.
Mesas altas sin manteles en una sala limpia y acogedora.
Varios menús entre los que elegimos el corto, de 17 €. En cuanto a vinos se ofrece una carta corta con cierto interés. Escogí un Biga de Luberri 2009 (D.O.C. Rioja), fresco y equilibrado, un acierto.
Veamos ese menú:
-Pintxo frío de barra (en mi caso, pimientito relleno de txangurro, muy bueno, había opciones muy interesantes)
-Tortilla de patata (sorprendente, lo sé, pero realmente agradable)
-Merluza con aire de té negro (platazo, dificilísimo de encontrar en un menú, textura perfecta, sabor tremendo)
-Taco de vacuno con cereales (buena carne y muy buen jugo, otro plato de nivel)
-Piña-coco-cacao (buen postre, a la altura del menú)
Me apetecía mucho añadir el postre emblema de la casa.
-Pantxo-colate (una auténtica pasada, sencillo y maravilloso)
Gran café para acabar.
Personal informal y amable.
Sumando todo la cuenta ascendió a unos 25 € por persona.
Lo dicho, un menú increíble, aunque quizá algo corto en cantidad.
Buscar un menú económico y digno no es fácil, pero aquí es posible. Entorno bonito, buenos productos, diversión y capacidad, ésa es la fórmula.
Merece una visita.

domingo, 2 de septiembre de 2012

Mouton Cadet 2009

Un vino francés al que le tenía ganas:
-Mouton Cadet 2009 (Bordeaux AOC), coupage de merlot, cabernet sauvignon y cabernet franc. De 6 a 10 meses en contenedor de acero.
Color rojo cereza. Capa media.
En nariz, mucha fruta, fresa y mora especialmente. También hierba fresca. Mucha elegancia.
Ya en boca aparecen fruta negra y cacao, también especias sutiles. Retrogusto ligero pero persistente. Muy placentero.
Costó unos 10 €, muy buen precio.
Un vino característicamente francés y muy interesante. Una delicia de precio pagable.
Siempre hay esperanza...