domingo, 27 de mayo de 2012

Tapas en el Mercado de San Antón, Madrid

Tras unos correctos pinchos y unas cumplidoras ostras en Orio volvimos al Mercado de San Antón de Madrid.
Este tipo de establecimientos es muy atractivo para un buen número de personas y comprendo su éxito perfectamente. Vamos a ver qué podemos comer hoy.
Las navajas evidentemente mejorables pero muy agradables los calamares, una grata sorpresa.
Los ya alabados en este blog gunkan de erizo, que siguen exquisitos, y un pulpo a la gallega realmente flojo.

El foie a la plancha con compota de manzana sí que merece elogios (pese a ese cordón de balsámico).
Y para acabar quizá lo mejor, las croquetas de La Alacena de Víctor Montes. Probamos de chipirón, absolutamente espléndidas, y de Idiazábal, sabrosas.
Para beber esas cervezas Peroni que me gustan bastante.
Comida informal (y poco abundante) a unos 25 € por persona.
Tras esto, un café en el Areia, sitio de grandes recuerdos.
Ya echo de menos Madrid...



jueves, 24 de mayo de 2012

Ni un pez por la borda

Este blog se une a la iniciativa Ni un pez por la borda (Fish Fight) que trata de evitar el desperdicio de muchas especies y su inclusión en nuestras habituales dietas.
¡Hagamos de la pesca algo sostenible! ¡Depende de todos!

domingo, 20 de mayo de 2012

Mundoquesos

Tengo la nevera llena de quesos, cada vez que la abro ese olor que no es para mayorías me hace sonreír y acabo de probar unos cuantos, ¡alegría!
Todo esto me sirve para recomendar un blog, Mundoquesos, donde yo aprendo mucho sobre este apasionante mundo.
¡Qué gran trabajo!

miércoles, 16 de mayo de 2012

Marchando, un bistec de lentejas

Química y tecnología protagonizan las novedades de la industria alimentaria y gastronómica y este blog se hace eco de ellas enlazando el artículo que ayer dedicaba El País. Son una muestra de lo que estos campos mejoran la gastronomía actual.

domingo, 13 de mayo de 2012

La mejor comida callejera

Lonely Planet recopila en un libro la mejor comida callejera de todo el mundo y El País muestra algunas de esas opciones en un artículo.
Creo que es el libro que más me hubiera gustado escribir...

lunes, 7 de mayo de 2012

La Miranda de Secastilla 2009

Otro buen regalo, vamos con él:
-La Miranda de Secastilla 2009 (D.O. Somontano), garnacha con algo de parraleta y syrah, ocho meses en roble francés.
Color cereza brillante de capa media, ribete violáceo.
En nariz flores y frutas, mucha frescura. Aparecen fresas, pimienta blanca, humo, hierba recién cortada y caramelo. Prodigioso.
En boca, menos potente de lo esperado, más caramelo y más fruta. Retrogusto medio.
Creo que anda por los 8-10 € así que es un buen precio.
Un buen vino, con una nariz tremenda y que acompaña casi cualquier comida. Quizá sea mejor que otras añadas...
Digamos que, como mínimo, espero esto de este tipo de vinos.

domingo, 6 de mayo de 2012

Puerta 57, Madrid

Organizas un viaje para otros con fútbol de por medio y te dejan lo gastronómico pero, claro, intentas que disfruten. Ahí es donde aparece este restaurante, situado en el propio Santiago Bernabéu y con vistas al campo de juego.
El local es bonito, recuerda un sitio lujoso clásico, un barco ostentoso, un palacio... Me gustan otro tipo de decoraciones, pero la veo adecuada.
Se nos asignó una mesa frente al campo, un detalle que agradezco especialmente.
Mantelería de tela y copas correctas, gran sensación de comodidad.
En la carta predominan pescados y mariscos, cocina clásica. No hay menú.
La carta de vinos ofrece escogidas referencias entre las que predominan Riojas y Riberas y el corte clásico, los precios son algo más bajos de lo que esperaba. Bebimos un Pétalos 2009 (D.O. Bierzo), un vino que me encanta, mejor que otras añadas y al que, quizá, le falte un poco de botella, y un Contino 2006 (D.O. Rioja), que se ofrece como vino de la casa y es, obviamente, un valor seguro.
Entradas a compartir y principal y postre individuales, veamos:
-Almejas al natural (espectacular producto, inmenso placer)
-Calamares a la plancha (de nuevo gran producto y buen punto)
-Steak tartar (no se elabora a vista del cliente y solicitamos más picante tras probarlo, sabor intenso, muy agradable)
-Fritos de pixín (el rape era excelente y jugoso como pocos y el rebozado muy ligero)

-Tarantelo de atún rojo de almadraba (pues sí, producto excelso, sugiero cambiar guarnición y presentación, pero el punto era óptimo)
-Carbayón (postre típico ovetense hecho en casa, realmente bueno)
Tras esto, delicioso café acompañado de tejas y pasas (ambas indignas de este local) y unos chupitos cortesía de la casa.
El personal fue correcto, atento y esforzado. Quiero mencionar especialmente al camarero que nos sirvió casi toda la comida, un verdadero ejemplo de oficio y ganas de agradar (ojalá conociera su nombre).
El precio llegó a los 70 € por persona. Creo que dados sitio y calidad no está nada mal.
¿Y bien? Lo cierto es que incluso a los comensales menos avezados en estas lides les pareció bien, hasta barato. Eso podría no significar nada o significarlo todo, en este caso creo que es la segunda opción, fue un éxito.
Yo, que prefiero notas de autor, pero me apasiona un buen pescado fresco, disfruté y vi disfrutar a los míos, ¿qué más se puede pedir?
Entorno privilegiado, producto maravilloso y amabilidad se pagan a este precio, y a gusto, que ya es decir...