sábado, 31 de enero de 2015

Tampopo

"Tampopo" es una de esas películas a las que le tenía ganas, ganas cinematográficas y ganas gastronómicas. Vamos con ella.
Juzo Itami dirige una cinta excepcionalmente curiosa, muy difícil de clasificar. Es una road movie, también un western, también romántica y también una película con muy importante presencia gastronómica.
En realidad toda la acción trata de conseguir el ramen perfecto, glorioso punto de partida. Tan relevante como la historia de Tampopo, la cocinera, y sus ayudantes, son el resto de pequeñas tramas culinarias que se desarrollan.
La cocina japonesa, con alguna incursión de la china, es la gran protagonista de la obra, y eso la hace atractiva para este blog y para el mundo.
En lo meramente cinematográfico podemos decir que es una interesante comedia, con muchas reminiscencias y bien construida. Sobresale la actriz Nobuko Miyamoto, Tampopo. Encierra grandes momentos.
Hay que verla.

martes, 27 de enero de 2015

Eidos Ermos 2011

Vamos con un vino interesante:
-Eidos Ermos 2011 (D.O. Ribeiro), coupage de brancellao, caiño, ferrol y garnacha tintorera sin crianza en barrica.
Color picota de capa media y ribete violáceo.
En nariz se muestra limpio y honesto, predomina fruta roja, hierba y minerales.
En boca aparece muy equilibrado, también sorprendente. Continúan protagonizando la fruta roja y las notas minerales. Retrogusto largo y agradable.
Costó unos 11 €, correcto.
Un gran vino, uno de los buenos de verdad, de los que te llaman la atención. Diferente.
Y poco más que añadir, me encantó y lo tengo que escribir así de claro.

jueves, 22 de enero de 2015

Lillas Pastia, (Huesca) (II)

Volver a este restaurante es siempre emocionante.
Mi última visita fue hace un par de años. La cocina ha sido reformada desde entonces y es preciosa, pero los baños continúan sin estar a la altura.
Resto sin cambios, la sala me parece maravillosa.
Escogimos de nuevo el menú Carmen (35 € más IVA). El vino fue un fresco Viñas del Vero blanco 2014 (D.O. Somontano) y el magnífico Enate Cabernet-Merlot 2012 (D.O. Somontano).
Comimos:
-Pan de aceituna negra, tomate asado, ajo y aceite de albahaca (realmente bueno)
-Aperitivos (aceituna negra esferificada, macaron de mantequilla trufada, terrina de anguila y foie y croqueta de chipirón en su tinta, simplemente espectaculares)
-Royal de foie con guiso de lentejas caviar (acertadísima combinación, me encantó)
-Arroz de trufa (con trufa fresca rallada y foie encima, mejor de lo que lo recordaba, cremoso y sabroso hasta el extremo)
-Rabo de buey estofado (me apetecía probarlo, lo esperaba deshuesado, tonos de anís estrellado, interesante)
-Café irlandés (en texturas, agradable postre)
El café, extraordinario.
El personal se mostró amable y capaz. Mi único pero vendría por cierta (muy leve) falta de atención al llenado de las copas.
La cuenta ascendió a 41 € por persona, muy adecuado.
Las habituales buenas impresiones subieron esta vez un escalón más. Un chef en estado de gracia que vale la pena conocer, una sala que se disfruta de verdad.
Huesca es una ciudad con muchas opciones en lo gastronómico y este restaurante es uno de sus mayores y mejores exponentes.



lunes, 19 de enero de 2015

Viña Tondonia Blanco Reserva 1999

Vamos con uno de los más grandes vinos de este país:
-Viña Tondonia Blanco Reserva 1999 (D.O.Ca. Rioja), viura y algo de malvasía con seis años de envejecimiento en barrica.
Precioso color amarillo dorado limpio y brillante.
En nariz es rico y expresivo como muy pocos, Aparecen cítricos, maderas finas, membrillo, miel, vainilla, almendras tostadas... Espectáculo puro.
En boca se muestra graso, denso, seco, sabroso y con una interesante acidez. Predomina la fruta confitada, las especias, el limón en salmuera... Retrogusto largo, intenso y maravilloso. Magnífica complejidad.
Vale unos 16 € y eso es un regalo.
Hoy tengo más claro que nunca que esta entrada no está al nivel del vino comentado. Aplaudo la seriedad y el trabajo que tiene cada una de estas botellas que son obras de arte.
Un vino único que requiere apreciarlo con el mismo cariño con el que está hecho.
Excepcional.

domingo, 18 de enero de 2015

Cebrián, Zaragoza

Me dicen que las hamburguesas buenas de Zaragoza se hacen en este local del centro. Veamos.
Estética retro americana, algo frío todo (incluso la temperatura).
Mesas demasiado juntas con manteles de papel. También serán de papel los platos, y eso sí que no me gusta.
La carta se centra en hamburguesas, bocadillos y ensaladas. Apetece.
Bebimos agua, pero vinos y cervezas llaman poco la atención.
Llega la comida:
-Calamares bravos (correctos, en esta ciudad hay sitios mejores para comer esta tapa)
-Hamburguesa provenzal (carne de calidad, adolecía de falta de intensidad de un buen queso azul o de una buena mostaza, estaba buena pese a todo)
No tomamos postre ni café.
Servicio mejorable.
La cuenta ascendió a 11 € por persona. Algo elevado, quizá...
Entiendo su fama, pero esperaba un punto más de emoción.
Me quedé con ganas de probar alguna otra, supongo que alguna vez volveré pero tampoco se va a convertir en un fijo en mis visitas a Zaragoza.


jueves, 15 de enero de 2015

La consulta Malbec 2012

Hoy viajamos a Argentina:
-La consulta Malbec 2012 (Mendoza, Argentina), monovarietal con barrica (no se especifica).
Color picota con ribete violáceo.
En nariz aparece mucha fruta roja madura y algo de balsámicos y vainilla.
En boca continúa predominando la fruta, pero también aparecen tostados. Goloso. Retrogusto corto.
Costó unos 5 €, muy adecuado.
Me gusta un malbec de vez en cuando y este satisfizo mi deseo. No es ningún vino para la historia, pero está bien hecho.
Puede dar pequeñas alegrías.

miércoles, 14 de enero de 2015

Cuatro años de blog gastronómico

La verdad es que estoy muy contento, creo que algo hago bien. Este blog tiene unas 200 visitas diarias y nunca lo he promocionado en mis perfiles personales. Además, hoy cumple cuatro años.
Voy a continuar con la misma línea. Intentaré que las entradas sean tan amenas como interesantes. Lo mismo de siempre, vamos...
Y esa es la mejor noticia, seguir teniendo ganas de invertir mi (escaso) tiempo libre en este blog, en contar experiencias y opiniones.
Me apetece hablar más de productos de supermercado, de las alegrías o decepciones que pueden provocarte. A ver si puedo hacerlo.
Estoy convencido de que lo mejor está por llegar, seguid atentos...

viernes, 9 de enero de 2015

Mouton cadet blanco 2013

Probé su hermano tinto y me encantó, así que vamos con otro francés:
-Mouton cadet blanco 2013 (Bordeaux A.O.C.), coupage de sauvignon blanc, sémillon y muscadelle. Cuatro meses en acero inoxidable.
Bonito color amarillo pálido.
En nariz se muestra muy expresivo. Fruta amarilla en sazón, frutas exóticas y flores frescas aparecen con intensidad.
En boca se muestra muy equilibrado y amplio. Persisten frutas exóticas y aparece melón y manzana verde, también cítricos. Retrogusto medio y placentero.
Costó unos 10 €, buen precio.
Este es un vino para la alegría, para los buenos momentos, para gente que lo sepa apreciar y disfrutar. O también puede servir para inocularle a alguien este virus de la enología.
Fresco como pocos y complejo como menos todavía en su precio. Un buen vino.
Lo dicho, enfriad y abrid esa botella ya...

lunes, 5 de enero de 2015

Turrón de gin tonic Vicens

Podría parecer una excentricidad o incluso algo descabellado, pero no, amigos, es una delicia.
El nuevo turrón de la gama Albert Adrià Natura es una tableta de bombón de autor. Trufa de chocolate blanco y de Gin Mare, matices cítricos, caramelo fizzy (que hace aquí del carbónico de la tónica) y algunos ingredientes más consiguen un resultado asombroso. Recuerda al combinado, sí, pero lo mejor es el equilibrio entre los diferentes sabores.
Lo que parece un producto tan tradicional está viviendo una evolución curiosa. La complejidad de sabores de este postre lo han convertido en la estrella de estas fiestas en mi casa.
Las colaboraciones de los cocineros en este tipo de productos dan lugar a alegrías y decepciones. Esta vez ha salido bien.
Costó menos de 8 € la tableta de 300 g., un acierto.
He probado también el de piña colada que, siendo bueno, no está a la altura.
Lo han conseguido, es un dulce para todo el año, un producto a tener muy en cuenta para acabar una buena comida.
Imprescindible.


domingo, 4 de enero de 2015

Château Tour Blanche 2012

Otro francés para estas fiestas:
- Château Tour Blanche 2012 (Médoc A.O.C.), coupage de merlot, cabernet sauvignon, cabernet franc y petit verdot con dieciséis meses en roble francés.
Color rojo picota, ribete violáceo.
Nariz intensa, notas de frutos rojos maduros y tonos ahumados.
En boca persisten sensaciones de fruta. Aparecen especias y cuero, también chocolate. Elegante. Retrogusto medio.
Costó unos 9 €, correcto.
Siendo un buen vino me dejó algo frío, con esa apreciación típica de que lo vas a olvidar en medio minuto. Bien, sí, pero nada especial.

jueves, 1 de enero de 2015

Los mejores platos que comí en 2014

Apenas me he recuperado de no haber incluido a Le dauphin en mi selección de 2013 y ya llega la lista de 2014.
Continuamos con las mimas normas, al fin y al cabo soy jurado único.
Este año no ha sido tan excelso como otros, pero ha habido emociones.
En los enlaces, de nuevo, va lo jugoso.
El vino, y aprovechándome de que tengo cerca gente con muy buen gusto, va a ser Blecua 2007.

Vamos con ello:
-Aperitivos (Las torres)
-Croissant de centolla y mahonesa de kimchi (Al trapo)
-Usuzukuri de San Pedro a la bilbaína (Kabuki Wellington)
-Espardeñas (Rafa's)
-Tierra vs. agua (Lakasa)
-Panceta en adobo oriental, larga cocción, anguila ahumada y ensalada de encurtidos (Quema)
-Tarta de queso (La buena vida)

Y bueno, esto ha sido, lo que viene va a ser mejor...
¡Comed bien!