domingo, 29 de diciembre de 2013

La mar salada, Zaragoza

Este blog se ocupa de los mejores restaurantes del mundo y de otros menos ambiciosos. Hoy toca uno de estos últimos.
Franquicia especializada en arroces y mariscos. Fuimos al del Actur.
Manteles y servilletas de papel (muy mala idea al tratarse de marisco) y copas mediocres.
Para beber escogimos un vino D.O. Ribeiro que no pasará a mi historia.
Comimos:
-Mejillones con romesco (nada especial)
-Bandeja mixta frituras (bien frito, buenos puntos y producto mejor de lo que esperaba)
-Arroz caldoso con carabineros y gambas rojas de Palamós (muy correcto, quizá sobraba tomate en el fondo, magníficos carabineros)
De postre compartimos una tarrina de helado Ben & Jerry's (que me gustan cada vez más).
El café, mejorable.
El personal, amable.
Pagamos 22 € por persona, lo veo adecuado.
Uno de los comensales es un fanático del marisco y la comida sirvió para satisfacerle, objetivo cumplido. Y es que eso es lo que hace este restaurante, cumplir.
Que nadie espere productos espectaculares ni innovación, pero sí buenas maneras.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Tapeo en Huesca

Visito Huesca con cierta frecuencia y lo tengo claro, es una ciudad muy viva en lo gastronómico. La calle Padre Huesca y su entorno son, probablemente, lo más interesante en cuanto a tapas.
La primera parada fue en el Comomelocomo y parece que hacen bien las cosas.
El chipirón relleno de cigala con crema de espinacas vale mucho la pena, pequeñito pero muy agradable. Los huevos rotos con foie, generosos y sabrosos.
Y de ahí al Hervi, un clásico.
Aquí suele mandar el marisco y el pescado fresco. Hay de casi todo, eso sí.
Optamos por longaniza y chipirones. Ambos a muy buen nivel.
De beber, buen vino D.O. Somontano.
Esta animada cena costó algo menos de 20 € por persona, muy adecuado.
Tampoco es que esto sea una muestra representativa del tapeo en esa ciudad, pero bueno, es una opción...

domingo, 22 de diciembre de 2013

Uasabi, Zaragoza

Hace ya bastante hablé en este blog de un restaurante japonés interesante en Zaragoza. Tenía pendiente probarlo un poco más a fondo, hoy con el menú del día.
Sala diminuta, decoración actual de toque oriental. No hay acceso a red y la wi-fi no funcionó, un pequeño problema.
Mesas pequeñas y sin manteles, útiles orientales.
El menú (18 €) es realmente apetecible. Incluye una copa de vino o una botella de Inedit, que fue lo que pedí.
Comí:
-Borrajas en tempura con mahonesa japonesa (muy buen aperitivo)
-Tiradito de salmón (muy agradable, nada ortodoxo, interesante)
-Sushi variado (muchas propuestas, unas más clásicas y otras más innovadoras, destaco el de sardina y el de langostino y mahonesa gratinado, buen nivel general)
-Helado de papaya (correcto)
El café me gustó.
El personal se mostró amable y eficaz.
La cuenta ascendió a poco menos de 20 €, adecuado precio.
Cocina nikkei, cocina japonesa, fusión de fusiones. Un menú del día que merece la pena, una carta que sugiere...
El chef es peruano, me dicen, y eso se nota. Las ganas de agradar, universales...
Me gusta este sitio, la verdad...

sábado, 21 de diciembre de 2013

Samarkanda, Madrid

Viaje rapidísimo a Madrid pero las mismas ganas de comer bien de siempre, eso sí.
La situación de este restaurante, en la estación de Atocha, es inmejorable para estos casos. Allá vamos.
Decoración que busca ser étnica, algo trasnochada a mi juicio.
Sensación de comodidad.
Mesas bien vestidas, copas muy mejorables.
La carta ofrece casi lo que uno espera de estos sitios, poco riesgo y mucho lugar común. En lo enológico se aprecia algo más de aventura, bebimos Tilenus Roble 2009 (D.O. Bierzo), sabroso, y Hécula Monastrell 2009 (D.O. Yecla), sorprendente, complejo y armonioso.
Comimos:
-Aperitivo (lo he dicho y lo repito, los dulces no se deben poner de aperitivo)
-Virutas de foie con manzana (correcto)
-Steak tartare (los hay mucho mejores pero cumple)
-Tarta de queso con helado de mango (es inadmisible que el helado llegue así, la tarta tampoco estaba a la altura)
El café no mejoró la sensación general.
No pagué yo, ese día había descuento en los platos de carta por ser domingo. Calculo que la factura anduvo por los 35 € por persona, excesivo.
Es obvio que en Madrid se puede (y se debe) comer mejor por ese dinero. Ahora bien, su emplazamiento y su nivel hacen de este restaurante una interesante opción.
Imagino que volveré...

domingo, 15 de diciembre de 2013

El bistró, Guadalajara

Buscaba un restaurante en Guadalajara y me decanté por este, algo más barato que el resto de opciones estudiadas.
Decoración actual, sala fría y desangelada.
Manteles individuales de plástico.
Carta ecléctica, muy poco sugerente.
Comimos:
-Crema de queso con nueces (aperitivo, correcto)
-Coca de ibérico (agradable, nada más)
-Cuscús de cordero (nada acertado)
-Sorbete de limón al cava (sin gracia)
El café siguió con el tono gris de la comida.
Servicio poco destacable.
25 € por persona que me dolieron bastante.
Una experiencia negativa, poco más puedo añadir, no quiero ser muy duro.
Y este fue el fin de un viaje que debería haber sido infinito.


miércoles, 11 de diciembre de 2013

Guía Repsol 2014

Vamos allá, hoy toca la nueva Guía Repsol.
Para compensar la cicatería de la Michelin a los de la Repsol les ha salido la vena derrochadora. ¡Hasta ocho nuevos "trisoleados"! Enhorabuena a todos los que aparecen o mejoran calificación.
El panorama queda más bonito, ¿pero es más real?
Pido de nuevo que su web sea más útil, tampoco es tanto, ¿no?
Bueno, disfrutemos de los viajes y de lo que nos enseñe esta guía.


domingo, 8 de diciembre de 2013

Tapas madrileñas

Voy a compartir un interesante artículo sobre las tapas en Madrid, merece la pena.
Y es que Madrid tiene tantas posibilidades...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Miami Gastro, Ciudad Real

La idea era cena informal y esta opción parecía insuperable. Veamos.
Local actual, parte de abajo bulliciosa con barra y mesas altas, arriba mesas bien vestidas y mucha más paz. Cenamos arriba, muy cómodos.
Mantelería de tela y copas correctas.
La carta ofrece muchas propuestas pequeñas y sugerentes. Pedirías sin parar. En cuanto a vinos carta corta y curiosa a buenos precios. Opté por un Pinuaga La senda 2010 (V. T. Castilla) que me gustó, la elegancia del merlot protagonizaba el trago.
Llegan las sorpresas:
-Tosta de magret de pato y pera (delicia del día a día, realmente bueno)
-Pan de cristal con cecina, tomate y aceite (fantástica cecina, merece la pena probarla)
-Vieira asada a la parrilla con puré de patatas y aceite de pimentón (uno de esos platos que no ofrecen dudas, éxito seguro, muy bien ejecutado)
-Nuestra ya famosa flor de calabacín en tempura, rellena de queso de cabra y hierbas frescas (el plato que se debe pedir, como ellos mismos anuncian, ligera y muy sabrosa, acierto)
-Hamburguesa gourmet de buey, gorgonzola y rúcula (pan muy etéreo y muy buena carne, pequeñita y conseguida)
-Hamburguesa de cangrejo de caparazón blando (bocado terriblemente suculento, para comerte decenas)
-Tarta de queso NYC (correcta)
Para acabar, un buen café.
Destacaré a la camarera, capaz por sí sola de mantener la sonrisa y servir a toda la sala de arriba. Gran profesional, pero merece un poco de ayuda.
No guardo la cuenta, creo recordar unos 25 € por persona. Muy adecuado.
Es este uno de esos sitios que te dejan muy grata sensación. Imaginación, buen gusto y técnica. Salí encantado.
No soy un gran conocedor del panorama gastronómico local pero dudo de que exista una oferta equiparable en cuanto a creatividad e informalidad.
Yo cenaría ahí tantos días...

domingo, 1 de diciembre de 2013

Queso Payoyo de cabra curado en manteca

Parece comúnmente aceptado que este es uno de los mejores quesos que se elaboran en España. Y sí, lo es, al menos de los que yo he probado.
Un queso con matices, de una textura impresionante y de un equilibrio y una contundencia que te dejan estupefacto. Estamos ante un producto maravilloso, no hay duda.
Se utiliza leche de cabra payoya y cuajo natural, tras su elaboración se envuelve en manteca y se cura entre dos y tres meses. Artesanía que produce placer.
Un poco picante, con recuerdos a algún buen queso azul y delicado como pocos.
Excelente.