Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

Nicolas Feuillate Sélection Brut

Y más burbujas:
-Nicolas Feuillate Sélection Brut (Champagne A.O.C.), coupage de pinot meunier, pinot noir y chardonnay elaborado por el método champenoise y con una crianza de 2-3 años.
Amarillo claro limpio y brillante. Burbuja fina y abundante.
En nariz es sugerente y fresco. Fruta blanca, fruta de hueso, flores blancas y especias.
En boca presenta estructura y suavidad. Predomina fruta blanca y aparece algo de mantequilla. Retrogusto medio.
Costó unos 20 €.
Un champagne delicado y con enorme relación calidad-precio. Destacan especialmente su frescura y su versatilidad.
Muy bien.

Los Frailes Dolomitas 2017

Más mediterráneo:
-Los frailes Dolomitas 2017 (D.O. Valencia), monovarietal de monastrell con diez meses de crianza en depósitos antiguos de hormigón y tinajas de barro.
Cereza de capa media, ribete granate.
En nariz es singular. Especias, flores rojas y notas minerales.
En boca es delicado. Persisten flores rojas y especias suaves. Aterciopelado. Retrogusto medio.
Costó unos 13 €.
Un vino con poca intervención, que intenta emular al que podían beber los monjes de es territorio siglos atrás. Peculiar y también agradable con determinadas comidas ligeras.
Muy varietal.


Philippe Gonet Brut Reserve

Burbujas:
-Philippe Gonet Brut Reserve (Champagne A.O.C.), coupage de pinot noir, chardonnay y pinot meunier elaborado por el método champenoise y con al menos tres años en acero inoxidable.
Amarillo dorado. Burbuja fina y no muy abundante.
En nariz es seductor. Flores blancas, frutas blancas, notas minerales y algo de panadería.
En boca muestra estructura y armonía. Persisten manzana verde y pera y aparecen frutos secos e hinojo. Retrogusto medio.
Fue un regalo, desconozco precio.
Un champagne interesante, pero que no ha conseguido impactarme. Es elegante y equilibrado, pero quizá demasiado ligero.
Correcto para aperitivos o quesos suaves.

Gran Barquero Amontillado

El otro Sur también es excelencia:
-Gran Barquero Amontillado (D.O. Montilla-Moriles), monovarietal de Pedro Ximénez con crianza biológica bajo velo de flor durante más de diez años seguida de crianza oxidativa de más de quince años. Barricas grandes de roble americano y sistema de soleras y criaderas.
Precioso color ámbar con reflejos dorados.
En nariz es especialmente intenso. Frutos secos, maderas nobles, compota de frutas y notas minerales.
En boca es pura complejidad y asombrosa estructura. Salinidad moderada y frutos secos. Retrogusto largo, potente y elegante.
Cuesta unos 20 €.
Uno de los mejores vinos de este tipo que he probado, simple y llanamente. Sensorialmente es estupendo, pero además posee una carga de historia y de origen que te atrapa absolutamente.
Un espectáculo.

Le Grand Maré Touraine Sauvignon Blanc 2018

Blanco francés para hoy:
-Le Grand Maré Touraine Sauvignon Blanc 2018 (Touraine A.O.C.), monovarietal de sauvignon blanc con crianza sobre lías.
Amarillo dorado, reflejos verdosos.
En nariz se muestra muy aromático, con presencia de notas cítricas y herbáceas. También frutas tropicales y hasta algo de lácteos.
En boca es fresco y equilibrado. Predominan frutas tropicales y hierbas. Retrogusto medio.
Costó unos 10 €.
Me ha gustado mucho. Enorme complejidad aromática, densidad y palatabilidad. Y buen precio. No pido mucho más.
Excepcional.

Fino Pando

Más Jerez:
-Fino Pando (D.O. Jerez-Xérès-Sherry), monovarietal de palomino fino fortificado, elaborado mediante el tradicional método de soleras y criaderas y con una crianza de al menos ocho años en botas de roble americano.
Oro pajizo brillante.
En nariz es muy intenso. Levaduras, tiza, frutos secos...
En boca es seco y voluminoso, también fresco y equilibrado. Persisten frutos secos. Retrogusto largo.
Costó unos 6 €.
Un fantástico Jerez para el día a día, ciertamente. Me ha sorprendido la profundidad y la longitud del trago.
Muy recomendable.

Foodie love

Comida, citas y Laia Costa. Muy difícil que salga mal.
El mundo de la gastronomía, la comida, ejerce un papel protagonista en una serie que va de amor, de heridas y de placeres.
La imagen es poderosa, la fotografía está muy cuidada, la dirección es enérgica y pausada cuando debe y Laia Costa es una absoluta maravilla. Todos los defectos, y son graves, los produce el guión, al que le falta vida y originalidad y le sobra algo de afectación.
Isabel Coixet no ha logrado que la serie sea excelente, pero se ve con mucho gusto. Y eso es mucho.
Sobre lo gastronómico hay que decir que la pareja recorre grandes restaurantes y otros más modestos, pero se ve la pasión. Eso lo mejora todo.
El momento de la gyoza, y algún otro, son puro amor.
Quiero que haya más capítulos, pero sobre todo quiero ser él.

Nu, Girona

Nos apetecía cenar algo interesante y optamos por este restaurante.
La sala es muy bonita, con un toque oriental, barra de mármol acompañada de sillas bajas y colores marrones.
Nos asignaron sitio en esa barra que mencionaba, como era nuestra intención, aunque en nuestra zona no se apreciaba el trabajo del chef.
Manteles individuales, servilletas y tela y copas adecuadas.
La carta ofrece cocina creativa con aires orientales y producto local. Hay menú degustación (59,90 €), pero preferimos probar la carta. En lo enológico, pocas referencias aunque cierto interés. Bebimos Exibis 2018 (D.O. Pla de Bages), fresco y frutal.
Cenamos:
-Chips de yuca con espuma de miso (buen aperitivo, sugerente)
-Sashimi de atún rojo, yakitori y sésamo (el producto es bueno, pero la salsa le resta protagonismo y eso empeora el plato)
-Gyozas de “l’Empordà”, chutney de piña y tomillo crujiente (de butifarra del perol, ricas, quizá la dulzura del chutney chirría un poco pero la preparación es notable)
-Steak ta…

Tras la yesca 2015

Otro Toro diferente:
-Tras la yesca 2015 (D.O. Toro), monovarietal de tinta de Toro con unos 12 meses de crianza en barricas de 300 l. de robles americano y francés.
Cereza de capa alta, ribete granatoso.
En nariz es expresivo. Mucha fruta madura, hierbas aromáticas y algo de tostados y cuero.
En boca es sabroso y equilibrado. Más fruta, pimienta y tonos lácticos. Retrogusto largo.
Costó unos 11 €.
Fácil de beber pero no exento de complejidad. Tiene el carácter de su territorio, pero está domesticado por toda esa fruta.
Muy agradable.

El Celler de Can Roca, Girona

El deseo de lo inalcanzable me acompaña con demasiada frecuencia, pero también me genera ilusiones maravillosas. Una de ellas era comer El Celler de Can Roca y se ha hecho realidad. Lo inalcanzable no ha sido tal, como alguna que otra vez en mi vida.
Lo primero fue conocer el bar familiar, donde, mientras comía el equipo del restaurante, pudimos apreciar el buen ambiente y probar unos calamares rebozados.
Llegó la hora y por fin ahí estábamos.
La sala es especialmente bonita y acogedora. La calidez de la madera se mezcla con el entorno y con el blanco de materiales más vanguardistas.
La mesa, que esperaba más grande, estaba perfectamente vestida. La iluminación al mediodía me encantó.
Gran comodidad.
La creatividad se expresa en dos menús, entre los que elegimos el Festival (225 €), que corresponde a platos de este y los últimos años siempre adaptados a disponibilidad y temporada. Nos decantamos por el maridaje propuesto (110 €), mostrando nuestros gustos y preferencias.
Intentaré mos…

Xavier Vignon Lirac 2016

Volvemos a Francia:
-Xavier Vignon Lirac 2016 (Lirac A.O.C.), coupage de garnacha y syrah con crianza mixta, en barricas durante 12 meses y otra parte en tanques de cemento.
Cereza oscuro de capa alta, ribete violáceo.
En nariz es intenso. Fruta negra en sazón, fruta de hueso, sotobosque y especias dulces.
En boca es delicado y sedoso. Mucha fruta y algo de balsámicos. Retrogusto largo.
Costó unos 14 €.
Un gran vino, no hay duda. Me gustan mucho los vinos de estas zonas francesas de clima mediterráneo, y este es un gran ejemplo de ello.
Bodega fiable, producto ganador.

M2 de Matallana 2012

Más Ribera:
-M2 de Matallana 2012 (D.O. Ribera del Duero), monovarietal de tinto fino con unos quince meses de crianza en barrica de roble.
Picota de capa alta, ribete granatoso.
En nariz resulta expresivo. Predominan fruta roja y negra, especias y tostados.
En boca es voluminoso y sabroso. Persisten fruta y especias. Retrogusto largo y potente.
Fue un regalo pero cuesta unos 25 €.
Un vino noble que da lo esperado. No es mi vino preferido, pero parece muy adecuado para acompañar guisos de caza y similares.
Contundente.