viernes, 12 de agosto de 2011

La cocina de San Antón, Madrid

Comer en el sitio de moda es peligroso, pero mi amigo quiso arriesgarse.Situado en la parte alta del recientemente remodelado, con acierto, Mercado de San Antón en Chueca, es un lugar agradable, aunque bullicioso. Decoración muy actual.
Mesas muy juntas, manteles individuales y copas mejorables.
Es propiedad del Grupo Cinco Jotas así que el cerdo ibérico es el producto dominante.

Se ofrece exclusivamente carta. En cuanto a vinos, poquísimas y comerciales referencias. Bebimos Montecillo Crianza 2007 (D.O. Ca. Rioja), del que esperaba tan poco que hasta no me pareció tan mal.

Cenamos:

-Ceviche de pulpo con vinagreta de cítrico y calabaza (mal presentado, falto de sabor, chicloso)


-Jamón ibérico puro de bellota 5J (lo esperado, un buen jamón)


-Torta del Casar (exquisita, gran producto)
-Presa ibérica a la parrilla (excelente carne, guarniciones para olvidar)

-Cheesecake con galleta y fresa (la tarta en sí no estaba mal, pero el coulis y el helado eran inaceptables)
El café, poco mejor que la cena.
No pagué yo, pero calculo que la cuenta ascendió a menos de 50 € por persona.
El servicio se debe mejorar, despistado y desentrenado. Falta personal.
Se puede comprar el producto en el mercado y que lo cocinen aquí, no sé cómo estará esa opción, pero su carta no me convenció. Tienen buenísimos productos, sin duda, pero hay platos que no se pueden servir en un sitio así.
El local es bonito, el mercado merece una visita y el restaurante debe mejorar. Así de sencillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario