jueves, 18 de agosto de 2011

Mui, Madrid

Y tocaba visitar una de las barras más alabadas de Madrid en los últimos tiempos. No será mucha cosa, pero podremos probar algo.

El local es menos apetecible de lo que imaginaba, pero cumple.
Ocupamos un sitio en la barra, era pronto y había poca gente.
Se ofrece una carta de tapas y otras están escritas en la pared. Para beber, desde champán hasta cerveza, pasando por vinos por copas entre los que escogí Tagonius Roble 2005 (D.O. Vinos de Madrid) y que estuvo a buena altura.
Probamos:-Torreznos y yema de huevo (dignos de elogio)


-Patatas mui bravas (reconocídisimas ya en todos los círculos, diferentes, exquisitas)


-Pincho moruno (esperaba más)



-Alcachofas con foie (aquí sí, buenos productos, lo que uno espera de estos sitios)


-Postre de Oriol Balaguer (un pastel más que un postre de restaurante, pero delicioso)


El servicio fue amable y correcto.


La cuenta ascendió a unos 30 € en total, pero evidentemente comimos poco.


Más o menos lo esperado, una barra interesante. Puntos muy altos y otros más bajos. Me quedaron ganas de probar más cosas, tiempo habrá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario