domingo, 27 de noviembre de 2011

Hisop, Barcelona

Visité este restaurante en julio de este año y tengo pendiente contar lo vivido allí. Es probable que la explicación sea menos exhaustiva que en otras ocasiones, pero allá voy.


Hisop es uno de los restaurantes "estrellados" en los que se puede comer a menor precio, por eso lo elegí.

Sala bonita, en blanco y rojo y destilando frescura. La van a renovar o la han renovado ya.

Mesas bien vestidas y buenas copas.

Ofrecen cocina creativa y buenos productos. Hay carta, menú degustación y nuestro objetivo del día, el menú "àpat" (su menú del día, 25 €). En lo enológico, unos cuantos vinos bien escogidos y a precios razonables, me quedé con un L'Heravi Criança 2008 (D.O. Montsant), un vino sabroso y elegante, fascinante.

Vamos con la comida:

-Berberechos con melón (delicioso aperitivo)-Canelón de trufa de verano y conejo (buen bocado)


-Judías de Santa Pau con mejillones, setas y papada (las judías son un placer en sí mismas, pero aquí llegaban a la excelencia, plato redondo)


-Pollo de Las Landas con salsa de foie y brioche de frambuesas (gran producto y muy bien tratado, otro acierto)

-Selección de quesos (bien afinados, muy agradables)

Tras esto un café de verdad y unos buenos petit-fours.

El personal fue amable y muy capaz, especialmente la jefa de sala, gran profesional.

La cuenta llegó a unos 40 € por persona.

Y esto es lo que hay aquí, un menú prácticamente imbatible, casi un regalo. El buen hacer de un fantástico cocinero y su equipo y productos de calidad a su servicio.

Uno nunca sabe qué premian las guías, cada vez más desprestigiadas, pero esta manera de afrontar la realidad sí que se debe premiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario