miércoles, 18 de enero de 2012

Los dulces de estas Navidades

Ya comenté que los polvorones iniciaban estas fiestas en mi casa, voy ahora a hablar del resto de dulces consumidos estos días.
Confieso que yo también vi raro que Martín Berasategui se metiera a turronero, pero su turrón de yema tostada ha sido una de las vedettes de estas Navidades. Poderoso sabor a almendra, a yema y agradabilísima textura. Algo más de 7 € bien empleados.

El Marron glacé classic de Cuevas (alrededor de 10 € el envase de 300 g.) es lo que ha sido siempre, un trozo de bosque en el paladar, una delicia.
Otro de los mejor parados por las críticas familiares ha sido el turrón de chocolate y almendras de Pablo Garrigós Ibáñez (unos 7 €) por la calidad de ambos productos.
La caja de madera de polvorones selectos de La Estepeña (unos 10 €) en la que sobresalen los roscos de vino y los alfajores y el turrón de Alicante de 1880 (algo menos de 4 €) han cumplido con lo esperado.
En el apartado negativo, algún turrón Virginias de cuya variedad no quiero acordarme.
Este año no ha habido visita a Casa Mira o a Santo Tomé así que lo industrial ha mandado en nuestra mesa, pero bueno, ha habido gratas sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario