jueves, 19 de abril de 2012

Locum, Toledo

Uno de los grandes restaurantes de la ciudad, quizá el mejor, nos acogió para otra comida de grupo. Local bonito, ¿arquitectura árabe? Desde aquí ya une tradición y vanguardia...
Mesas dignas del establecimiento y buenas copas.
Como decía, menú pactado a 45 € más IVA (y dale con separar el impuesto). Para beber un Nóbriga 2010 (V.T. Castilla), aceptable sin más.
Comienza el espectáculo:
-Pan con aceite de la zona (ambos magníficos)
-Ensaladilla (rotunda delicia, un comienzo para recordar)

-Pulpo asado a la gallega con mermelada de ajo (buen punto del cefalópodo, correcto)

-Fideua de perdiz estofada a la toledana con hongos y trufa (el plato más flojo)
-Bacalao, estofado de setas, trufa y sopa de ligera de patata (muy conseguido, producto de altísima calidad)
-Cochinillo deshuesado con patatas fritas de hummus (lo esperaba mejor, decepcionante)
-Manzana con eucalipto (sencillo y efectivo prepostre)
-Pastel caliente de mazapán con queso y maracuyá (verdaderamente exquisito, un placer)
Maravilloso café y delicados petit fours para acabar el deleite. Tras esto, unos buenos chupitos cortesía del establecimiento.
El personal estuvo correcto y atento.
Es inusual probar tan buen menú de grupos, solo por ello debo decir que esta comida fue un éxito. Guardo un gran recuerdo de una visita anterior y este menú corrobora mis buenas impresiones.
Estamos ante un restaurante de otro nivel, hasta pueden adaptarse a grupos sin perder un ápice. Tremendo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario