martes, 17 de julio de 2012

El celler de l'Aspic, Falset (Tarragona)

Visita a esa privilegiada zona que es el Priorat, en el interior de Tarragona. Y allí apetece comer y beber bien.
Escogí un restaurante con bastante reconocimiento en Falset, la capital.
Sala acogedora, decoración orientada al mundo del vino, todo aquí gira en torno a él.
Manteles de tela y copas Riedel.
Carta de cocina tradicional renovada con mucho producto local. Escogí el menú degustación sin maridaje (30 € más IVA) a ver que nos proponen. Enciclopédica carta de vinos, realmente trabajada, un placer. Se cobra aparte el descorche. Tras pedir asesoramiento escogí un Akyles 2008 (D.O.Q. Priorat), un vino potente y estructurado, muy bueno.
Comimos:
-Gazpacho con aceite de albahaca (correcto)
-Ensalada de foie y judías verdes (agradable)
-Canelones al estilo tradicional (no sé, esperaba más)
-Guiso marinero de raya y alubias (buena textura, nada especial)
-Gallo del Penedés guisado con vermú y setas (carne poco habitual y muy curiosa, también bien tratada, buen plato)
-Tarta de queso con fresas (exquisito, un acierto)
-Flan de leche de cabra con espuma de María Luisa (uno de los mejores flanes que recuerdo, muy especial)
Para acabar, un buen café.
El servicio fue correcto.
Los 50 € por persona me parecieron excesivos.
Al salir tuve esa sensación de sentirme defraudado, esperaba más. No estuvo mal, hubo buenos momentos, pero faltó la ilusión.
Pese a ello, es buen sitio para probar cocina local y para beber buenos vinos que son servidos en perfectas condiciones.
La emoción, eso que lo cambia todo, no llegó...

No hay comentarios:

Publicar un comentario