miércoles, 25 de julio de 2012

Entre copas

"Sideways" (prefiero el título en inglés aunque el elegido para España sea más explícitamente enológico) es una película diferente, de las que te dejan de buen humor...
El mundo del vino sirve de paisaje a una historia de amistad, de amor y desamor, de ilusiones y de segundas oportunidades.
Payne dirige esta cinta con tino, con frescura. Paul Giamatti demuestra su capacidad y sus compañeros de reparto no desentonan.
Si lo tuyo es el vino, esta película se aprecia más y mejor, eso está claro. Cierto es que se podría usar cualquier otro tema, pero éste aporta cierta elegancia a un panorama de mediocridad.
Le sobran escenas, pero la del  diálogo en el porche y alguna otra están a gran nivel.
La obra ya era buena, pero el tiempo le hace bien, como al vino.
Disfruten de este bello ejercicio cinematográfico mientras yo lo hago de mi madurez y del pinot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario