viernes, 8 de marzo de 2013

Un par de barras barcelonesas

En esta entrada hablaré de un par de bares barceloneses, de sitios donde tomar un buen aperitivo o donde descansar un rato en buena compañía.
Al Mercat de Santa Caterina se debe ir, por su arquitectura y por sus productos. Ahora además también vale la pena una parada en la barra o en las mesas del Cuines Santa Caterina.
Hay muchas opciones y todo apetece, pero no teníamos tiempo.
Comimos unos buenos chipirones a la plancha acompañados de unas correctas cañas.
Vi detalles y precios adecuados.
Me quedé con ganas de más.
Y también fuimos a uno de esos bares que recomiendo encarecidamente y que disfruto cada vez más. Una alta taberna, Paco Meralgo. Es difícil estar más a gusto en otro sitio, de verdad.
La idea era un aperitivo, pero lo fácil es dejarse llevar.
Brutales las alcachofas, espectaculares las judías de Santa Pau con calamares y buena la tortillita de camarones, todo genial.
Para beber, esas cañas de cerveza alemana que enamoran.
Casi 30 € costó el aperitivo para dos, pero lo vale. Aquí nada se improvisa, todo está bien hecho.
Como decía, sitios donde parar y disfrutar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario