martes, 16 de abril de 2013

Chez Authié, Toulouse (Francia)

A veces hay que dejarse llevar, teníamos hambre y pocas ganas de caminar. Cerca del hotel había una brasserie con carne de Aveyron como producto estrella. Digamos que nos conformamos.
Se pasa a la trastienda del local, mesas de bar y ningún lujo. Copas nefastas.
Poco donde elegir, carne y alguna tapa. Para beber más de lo mismo, nada de carta, lo que quiera el dueño. Nos ofrecieron un vino de Saint Mont que no me gustó así que lo cambió por un Cuvée des Drilles Domaine d'Escausses 2011 (Gaillac A.O.C) que aprobó por los pelos.
Vamos allá:
-Tartar de ternera (los aliños llegan aparte, utilicé mostaza, salsa Worcestershire, chalota y alcaparras además de la yema y creo que quedó bien, buena carne y deliciosas patatas fritas)
Me gusta más que se aliñe en cocina, la verdad.
Probé también el plato de mi pareja:
-Hamburguesa de ternera (con lombarda y nata, realmente buena)
-Queso y mermelada de cerezas (cumplidor)
El café, para olvidar.
25 € por persona, quizá demasiado.
La carne era de calidad y las patatas fritas tremendas, nada más y nada menos. Me gusta cenar así de vez en cuando. No es un sitio perfecto, claro que no, pero no está mal.
Eso sí, olvídate de servicios académicos, manteles de tela y comodidad. Esto es otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario