miércoles, 13 de noviembre de 2013

Freiduría Las flores I, Cádiz

Cuando pienso en algo apetitoso me viene a la cabeza el pescado frito, lo reconozco, es una pequeña debilidad... Y admito también que tengo cierta debilidad por este local, la freiduría de las freidurías, la más famosa y concurrida de todas.
Un mostrador con los fritos preside el local. Ningún lujo, mesas y sillas de las de toda la vida y decoración ausente.
Aquí se viene a eso, pescado frito y algo de marisco cocido. Y a tomar unas correctas cañas, claro.
Vamos allá:
-Langostinos tigre de Sanlúcar (he probado mejores ejemplares, pero llegaron a buena nota, una de esas grandes delicias de este país)
-Cazón en adobo (es quizá la ración que hay que pedir, lo cierto es que estaba exquisita aunque yo aligeraría un poco el adobo)
-Chipirones (otro básico, muy agradables)
El personal se mostró como cabe esperar, amable y diligente. Y simpático, sobre todo simpático.
Comimos poco, pero pagamos menos de 20 € por persona. El placer aquí es barato.
No podemos esperar un producto de altísima calidad, otros sitios hay para ello. En esta freiduría se vende todo correcto, nada excelso.
Pero bien, el pescado se fríe impecablemente y eso ya es suficiente. Cádiz en cada plato, en cada cartucho de papel, en cada sonrisa...
Lo que se viene a buscar es una técnica, una manera de entender la vida, una forma de ser... Y se encuentra, ¡vaya si se encuentra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario