martes, 19 de noviembre de 2013

Marea Plaza, Algeciras (Cádiz)

Me hospedaba en Algeciras y prefería no salir de la ciudad para esa cena. Me recomendaron este restaurante.
No es fácil de encontrar, está en la plaza interior de una urbanización. En ella hay varios negocios de restauración.
Azules y blancos dominan la sala, todo en plan informal. Incómodo.
Manteles individuales de papel y copas mediocres.
La carta es muy variada y ecléctica. En lo enológico, pocas referencias y precios moderados. Tras algún intento fallido elegí Carramimbre Roble 2011 (D.O. Ribera del Duero) y, vaya, me sorprendió gratamente.
Cenamos:
-Pinchito moruno de atún de almadraba (sabroso, algo seco)
-Croquetas de carabineros (buenas, potentes, pero muy pastosas, ¡y quitad la guarnición!)
-Salmonetitos (buen producto y buena fritura, terrible guarnición)
-Chuletón de retinta (carne espectacular de sabor y punto, quizá algo dura, pero realmente buena)
-Tarta de queso y frutos rojos (prescindible)
El servicio trató de agradar, pero falta rodaje.
La cuenta ascendió a 26 € por persona, precio muy adecuado.
Vi ganas y hasta buena mano, pero faltaron detalles, a todo le puedo poner un pero. Eso sí, la materia prima vale mucho la pena.
Ese chuletón sacó muy buena nota.
Lo recomiendo, eh, que quede claro. Buenos precios y muchas ganas, solo falta algún retoque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario