domingo, 6 de abril de 2014

Álbora, Madrid

Estuve aquí cuando era Sula comiendo el menú del día y no salí muy contento. Quería ver la nueva idea, esa barra de la que se habla muy bien.
Local amplio y bonito, en esa calle que es un lujo para un buen gastrónomo.
Raciones interesantes, todo informal y sugerente.
Pedí una botella de ese éxito seguro que es Pétalos 2011 (D.O. Bierzo). Maravilloso vino.
Cenamos:
-Foie con regaliz y Oporto (mucha calidad, muy bueno)
-Croquetas de jamón (las esperaba bastante mejores)
-Patatas con mojo y jamón de pato (muy curiosas, exquisitas)
Y un buen café para acabar.
El servicio fue muy amable y divertido.
La cuenta ascendió a 30 € por persona. Quizá excesivo.
La sensación general fue de cierta desazón, todo bien, nada especial (bueno, el foie sí).
La expectativa era alta y no llegó a esa cota, pero es una buena opción para comer algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario