Por favor, disparen al pianista

La música es una buena parte de mi vida, también me importa en los restaurantes...
El habitualmente atinado Mikel López Iturriaga escribe sobre eso y lo corroboro. Nunca es buena idea música electrónica para una cena, nunca.
Me encanta la música clásica, también el pop delicado y sugerente. Por ahí también se llega la excelencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

L'Antic Molí, Ulldecona (Tarragona)

Quema, Zaragoza (III)

Kirei Las Cortes, Madrid