lunes, 17 de noviembre de 2014

Hattori Hanzō, Madrid

¡Nuevo izakaya en Madrid! Hay que ir...
Local céntrico, ideal para transportarse mentalmente a Japón. Puedes sentarte en un yatai o en el suelo, que tiene espacio debajo para los pies.
Sin manteles, servilletas de papel y palillos.
Carta basada en comida callejera japonesa. No esperéis sushi ni nada parecido. ¡Ah! Y de beber, cerveza. Kirin de barril, muy agradable.
Vamos con la comida:
-Edamame (comienzo ideal para esta comida)
-Takoyaki (quizá lo mejor que comí, deliciosos)
-Buta no gyoza (correctas)
-Okonomiyaki (agradable, no levantará en mí las pasiones que levanta este plato en Japón)
-Dorayaki shuriken (mejor de lo esperado, pero tampoco me maravilló)
El café solo no fue tampoco especial.
Lo que sí me gustó fue el servicio del sake ozeki y el propio licor. Cobraron 3,70 y dejaron la preciosa garrafa en la mesa. Confieso que rellené mi vaso.
El personal se mostró amable y atento.
La cuenta ascendió a 33 €. Yendo solo las cuentas son algo mayores, pero lo vi bien.
Disfruté, es como un pequeño viaje. Intentan transmitir autenticidad y creo que lo consiguen, la fusión es para otros...
Este es el típico sitio que visitaría con frecuencia de vivir en Madrid. Diferente, honesto y agradable.
Algunas preparaciones me gustaron más y otras menos, ya se sabe, pero la idea merece mi aprobación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario