Ir al contenido principal

La panamericana, Madrid

Otra de las tendencias gastronómicas del momento es América Latina (Perú y México especialmente). En este restaurante se ofrecen esas cocinas y un toque de creatividad. Veamos.
Local estrello, no especialmente acogedor. Me asignaron una mesa alta con banqueta, no es lo ideal.
Caminos de mesa y nefastas copas.
La comida va por los caminos ya descritos. El vino está bastante descuidado, probé una copa de un indeterminado e intrascendente vino tinto con la carne. Antes de eso, el imprescindible pisco sour. Correcto, pero he probado mejores.
Llega la comida:
-Temaki de bienmesabe (buen bocado, la lechuga hace de alga, albahaca y cilantro predominan en el adobo)
-Bloody mary acapulqueño (se sirve como el cóctel, pero también es una especie de ceviche, curioso, agradables los langostinos)
-Parrilla caribeña (pieza de entraña a la parrilla, muy jugosa, con yuca y una deliciosa cebolla)
-Sushi dulce (con dulce de papaya, muy interesante, explosión de sabores en boca, quizá la textura del arroz algo gomosa)
El café no estuvo mal.
El servicio, muy irregular, está comandado por un camarero demasiado persuasivo. Este apartado merece revisión.
La cuenta ascendió a 48 €, excesivo.
Todo bien, nada maravilloso. Lo digo muchas veces, lo que falta es esa sensación, la que lo cambia todo. Y no llegó.
Hubo buenos platos, de eso no hay duda, pero también muchos detalles desatendidos. Y el precio tampoco ayuda a una mejor idea final.
Quizá con una vuelta de tuerca...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pol Carson Brut, cumplidor.

Un champán de precio comedido, vamos a ver: -Pol Carson Brut (Champagne A.O.C.), chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Método champenoise. Color dorado pálido, burbuja fina. En nariz muy elegante, flores blancas, frutos secos, mantequilla... En boca, agradable. Correcta acidez, pastelería y fruta tropical. Retrogusto algo corto. Costó unos 12 € en un supermercado del grupo E. Leclerc (parece ser marca propia). Tengo que decir que su precio es muy adecuado para lo que ofrece. Obviamente no es uno de esos grandes champanes que te enamoran, pero esta botella puede competir con muchos vinos espumosos. Cumple con creces.

Goya XL Manzanilla reposada en rama

Vamos con manzanilla:
-Goya XL Manzanilla reposada en rama (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda), monovarietal de palomino fino con crianza biológica bajo velo de flor durante 10 años mediante el sistema de soleras y criaderas en botas de roble americano. Embotellado sin filtrar.
Oro limpio y brillante.
En nariz es compleja, intensa y elegantemente punzante. Frutos secos, cereales, salinidad, cítricos y hierbas aromáticas.
En boca es sabrosa y cremosa. Delicadas notas salinas y lácticas. Volumen. Retrogusto muy largo y especialmente grato.
Costó unos 20 € (50 cl.).
Una auténtica barbaridad, una joya enológica. Sé que hay otras de su especie comparables, pero esta es magnífica.
Esa densidad, esa potencia en aromas y esa persistencia no se encuentran fácilmente.
Gloria.

Taruguín 2015

Otro vino muy particular:
-Taruguín 2015 (Vino de España, zona de Soria), coupage de tinto fino con un mínimo de albillo con nueve meses en barricas de roble francés.
Rojo picota de capa alta, ribete violáceo.
En nariz es peculiar, con gran presencia de frutos negros, pasas y pimentón.
En boca presenta volumen y frescura. Notas de fruta negra y tierra. Retrogusto medio.
Costó unos 15 €.
Lo dicho, muy diferente. Mucha más frescura de la esperada en un vino de esa zona y esa variedad, y notas bien interesantes.
Acertado.