domingo, 6 de diciembre de 2015

La Pilareta, Valencia

"La casa de las clóchinas desde 1917" es como se conoce a este clásico bar valenciano. Tenía ganas de conocerlo.
El local habla de su pasado y presente, parece un viaje en el tiempo.
Las cañas están bien tiradas y las clóchinas son las más grandes que he visto. El tradicional caldo les aporta profundidad y matices.
No es de extrañar que sirvan toneladas del molusco, el nivel es alto.
Un trozo de la historia del tapeo valenciano se encuentra en esas raciones, uno no puede prescindir de esas clóchinas si la temporada es propicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario