jueves, 31 de diciembre de 2015

Novodabo, Zaragoza

Visité este restaurante en su anterior emplazamiento y la impresión fue algo mejorable. Veamos qué tal va la cosa ahora.
Me dicen que David Boldova es un gran cocinero.
Palacete reconvertido en una sala amplia y de techos altos. Bonito.
Ambiente noble.
Mesas bien vestidas y copas adecuadas.
Se ofrece cocina de mercado con toques creativos. Hay carta y varios menús, entre los que elegí el prêt-à-porter, su menú del día (30 € más IVA). Este menú incluye vino, un agradable Nietro tinto 2014 (D.O. Calatayud).
Comí:
-Pan y aceite (correctos panes y mejor aceite del Bajo Aragón)
-Aperitivos (notable el de ajo asado y piparra, buen nivel en todos)
-Acelgas con patata majada, jamón de Teruel y cigalas (platazo absoluto, maravillosa combinación culminada con una cigala perfecta de punto y sabor)
-Manitas de cerdo rellenas de foie con crema de patata y trufa de verano (aclaro que todavía no había de invierno, sabrosa preparación, la salsa invitaba a mojar pan)
-Mascarpone, vainilla, fresas (muy rico, equilibrado y delicado)
El café, bueno, se sirve con petit-fours. Lo agradezco.
El personal fue amable aunque algo irregular.
Pagué 35 € y salí contento.
Esto es un menú del día, no se pueden sacar todas las conclusiones. Eso sí, vi muy buenas maneras, esta cocina está en un buen estado de forma y eso se nota. Me quedaron ganas de irme a un menú mayor, tiempo habrá...
Producto, criterio y técnica, lo de siempre.
Volveré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario