lunes, 11 de enero de 2016

Puerta Cinegia Gastronómica, Zaragoza

Ya hace más de un mes que conocí el nuevo espacio gastronómico de la capital aragonesa. Allá vamos.
Las modas son las modas y Zaragoza no tenía su mercado gourmet. Pues ya lo tiene.
Ha quedado bien, en el centro de la ciudad y muy actual. Sin riesgos, eso sí.
Las cañas de Ámbar, en la bonita barra central, o los vinos aragoneses son buena idea.
El taco de cochinita pibil de La quebradora es inadmisible. Lo intuía y lo comprobé.
La minihamburguesa de ternera aragonesa y espinacas tiene más efecto que sabor pero pasa el corte.
Los langostinos tigre de El cantábrico eran de calidad, quizá un exceso de sal les quitaba gracia. 4 € la pieza, todo sea dicho.
El Cervino es un buen bar zaragozano y en su sucursal del mercado no podían fallar. Sus callos de bacalao son un gran guiso. Muy recomendable es también su oreja frita.
Y del River Hall elegí el trampantojo de huevo, un postre agradable.
Los precios no son amables, como suele ocurrir en estos sitios, pero hay algún puesto interesante. A lo comentado se pueden sumar las croquetas de Doña Casta o los ibéricos de Beher.
Me gustan estos espacios, ya lo he comentado varias veces, y este viene a aumentar la oferta zaragozana. Podría ser mejor, sí, pero al menos está.
Larga vida.
Volveré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario