lunes, 18 de julio de 2016

Casa Lita, Santander

Aunque fue una visita fugaz me apetece recomendar este bar de pinchos santanderino.
Probé uno muy agradable de solomillo de cerdo y calabacín, pero vi una muy variada y apetitosa propuesta tanto en pinchos fríos como en calientes.
Precios habituales.
Parece una opción muy interesante para aperitivos o cenas informales.
Dicho queda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario