jueves, 9 de febrero de 2017

Lamian, Madrid

Me quedé con las ganas de visitar Soy Kitchen así que había que conocer este Lamian que hereda espacio y valentía. La nueva ubicación del proyecto original dará alegrías, supongo.
El local es pequeño y algo incómodo, pero me gusta. El interiorismo promete lo que dan los platos.
Mesas muy pequeñas, desnudas y demasiado juntas. Copas mejorables y útiles orientales
La carta tiene los lamian, ramen chinos, como estrella, pero ese día no eran la idea. Además hay especialidades chinas, con alguna incursión en otras cocinas asiáticas, con aire renovado. En cuanto a vinos, poco donde elegir. Este apartado habría que revisarlo. Escogí un correcto Chan de Rosas 2015 (D.O. Rías Baixas).
Comimos:
-Pez mantequilla ahumado con crema de calamares (con arroz, un plato original y conseguido especialmente por el tratamiento del pescado)
-Dim-sum xiaolongbao (fantásticos, masa sedosa y relleno con intenso sabor a guiso de carne, a jengibre...)
-Har gow de gambas (otra masa espectacular, casi transparente y elegante relleno, de nuevo éxito sin paliativos)
-Chipirón crujiente con crema de calamar y sésamo (sorprendente y adictivo, espectacular textura y muchos matices)
-Pato mareado en salsa coreana (con crepes, se mezcla todo bien y se hace el rollito, una preparación de las que no se olvidan, impresionante)
-Bao de panceta piel de tigre especial con mejillón (de los mejores que he probado, otra vez masa increíble y mucha potencia)
-Tarta de chocolate con crema de wasabi (el punto picante es divertido, buen chocolate, algo seca)
Acabamos con un agradable té oolong.
El personal se mostró amable pero se han de mejorar los tiempos de espera.
Pagamos muy a gusto 26 € por persona.
Yong Ping Zhang, Julio, es un cocinero excepcional y, aunque en versión informal, desarrolla aquí su capacidad y su criterio. Cocina china, sí, pero puesta al día y llevada a un formato ganador.
Este es el típico sitio al que volvería una y mil veces, de los que no cansan. Es curioso ver las reacciones positivas de personas poco acostumbradas a este tipo de comidas.
Deslumbrante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario