martes, 21 de marzo de 2017

Yakitoro, Madrid (II)

Volví a Yakitoro, tenía ganas...
Nada ha cambiado en lo referente al local.
Se nos asignó una mesa (me gustan mucho esas mesas) algo incómoda por la proximidad a otra. Sin manteles, servilletas de papel y copas correctas.
La carta ha variado en algunos aspectos pero sigue con las brochetas como eje conductor y sigue apetecible. En lo enológico, pocas pero agradables propuestas a precios adecuados. Elegí un Maritávora Colheita Branco 2014 (Douro D.O.C.) y me gustó mucho.
Comimos:
-Chipirones con salsa de cebollas dulces (buen producto, rico)
-Setas shitakes frescas, salsa de ajo cocido y virutas de bonito seco ahumado (deliciosas, plato muy conseguido)
-Secreto de cerdo ibérico a la brasa con vinagreta de mostaza dulce (quizá demasiado hecho y demasiado dulce)
-Patatas fritas en tempura con salsa de sésamo tostado (siguen siendo una pequeña y mundana exquisitez)
-Dados de berenjenas en tempura con miso rojo y pimentón (inmaculada fritura y la salsa que permanecía en mi recuerdo, de lo mejor de la comida)
-Ceviche de zamburiñas, limas y ají amarillo (buena textura pero algo descompensado)
-Pato confitado y crujiente con espinacas y naranja (sabroso y en buen punto, otro acierto)
-Tataki de atún con ajoblanco (el gran plato de Chicote y que probé en su mítico NODO, ahora en esta versión, debe pedirse, sigue siendo un platazo)
-Frutas variadas de la estación con helado de cereza (fresco, nada especial)
-Cookie de dos chocolates y helado de vainilla (muy buena galleta, demasiado sencillo)
El café estuvo a buena altura.
El personal anduvo especialmente amable y diligente. Pedí rapidez pues teníamos prisa y la respuesta fue óptima. Agradezco mucho ese trabajo, consiguió una sensación final mucho más placentera.
En lo negativo diré que vi menos cuidado en presentaciones y menos valentía en los aliños, en lo positivo todo lo demás. Que esta propuesta tenga este refrendo es un triunfo de Alberto Chicote y también de todos los que queremos que la sociedad amplíe sus miras.
Nunca será mi opción favorita en Madrid pero siempre será una buena idea.
Adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario