Takashi Ochiai, Barcelona

Pastelería japonesa, ¿qué puede apetecer más?
El maestro Ochiai propone dulces nipones y preparaciones más occidentales, sus mostradores son obras de arte.
Yo me quedo con los mochis, está claro.
Té verde, sésamo negro, alubia roja o fresa son algunos de los sabores. Acierto seguro.
El café es también notable, así que el desayuno es una auténtica pasada.
Placer absoluto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quema, Zaragoza (III)

Quema, Zaragoza (IV)

Kirei Las Cortes, Madrid