Ir al contenido principal

Le Parc Franck Putelat, Carcassonne (Francia)

La bella Carcassonne bien merece una visita por lo menos, si se puede comer en ella todavía puede ser más satisfactoria esa estancia.
Escogí este restaurante por su fama y prestigio y por su menú del día, ¡cuánto agradezco que exista!
Al pie de la muralla y en una especie de chalé con jardín, la sala es diáfana, muy actual y extremadamente acogedora. De esos sitios donde te sientes bien, especialmente bien.
Mesas perfectas y copas muy adecuadas.
Ofrece varios menús, pero la idea era comer a buen precio, el menú à faire cuesta 35 € incluyendo una copa de un correcto vino blanco, Domaine Bousquet 2012 (IGP Cité de Carcassonne). La carta de vinos tenía precios muy severos. Como agua con gas Cryo, el futuro, sostenible y de altísima calidad.
Llega la comida:
-Aperitivo (espectacular, bizcocho de salchichón ibérico y queso comté, macaron de foie gras, patata con pimentón y trucha y croqueta de pescado, ¡tremendos!)
-Mantequilla y sal (placer terrenal acompañando a un muy buen pan)
-Tartine de verduras y charcutería ibérica, crema de alcachofas al aceite de oliva (de una cocina de este nivel espero otras cosas, pero estaba bueno)
-Mi hamburguesa con gambas, "pomme pont neuf", cremoso de mascarpone y mostaza (deliciosa hamburguesa y patatas inconmensurables, pero lo mejor era esa crema maravillosa, un plato que muestra el camino, la excelencia en el día a día)
-Macaron de cítricos y chocolate blanco, sorbete tutti frutti (tan bueno como parece, o más, un postre que derrocha criterio y técnica, será muy recordado)
-Petit fours (todos agradables, especialmente el macaron de violeta y caramelo salado)
El café, exquisito, no hay muchos así.
El personal, a buen nivel, tuvo un error con el vino, pero no deja de ser anecdótico.
Pagamos 38 € por persona, solo el agua se facturó aparte.
Me lo imaginaba todavía mejor, es un "biestrellado", pero disfruté de un gran menú. Vuelvo a decir que estas iniciativas son fabulosas, me encanta el concepto.
Sala de otra galaxia y gran mano en la cocina, evidentes armas de este restaurante. El reputado cocinero, con un Bocuse de plata y muchas otras distinciones, demuestra su fama hasta en este menú, ¿qué más se puede pedir?
La alta cocina puede tener muchas formas, esta fórmula es únicamente otra más...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pol Carson Brut, cumplidor.

Un champán de precio comedido, vamos a ver: -Pol Carson Brut (Champagne A.O.C.), chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Método champenoise. Color dorado pálido, burbuja fina. En nariz muy elegante, flores blancas, frutos secos, mantequilla... En boca, agradable. Correcta acidez, pastelería y fruta tropical. Retrogusto algo corto. Costó unos 12 € en un supermercado del grupo E. Leclerc (parece ser marca propia). Tengo que decir que su precio es muy adecuado para lo que ofrece. Obviamente no es uno de esos grandes champanes que te enamoran, pero esta botella puede competir con muchos vinos espumosos. Cumple con creces.

Goya XL Manzanilla reposada en rama

Vamos con manzanilla:
-Goya XL Manzanilla reposada en rama (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda), monovarietal de palomino fino con crianza biológica bajo velo de flor durante 10 años mediante el sistema de soleras y criaderas en botas de roble americano. Embotellado sin filtrar.
Oro limpio y brillante.
En nariz es compleja, intensa y elegantemente punzante. Frutos secos, cereales, salinidad, cítricos y hierbas aromáticas.
En boca es sabrosa y cremosa. Delicadas notas salinas y lácticas. Volumen. Retrogusto muy largo y especialmente grato.
Costó unos 20 € (50 cl.).
Una auténtica barbaridad, una joya enológica. Sé que hay otras de su especie comparables, pero esta es magnífica.
Esa densidad, esa potencia en aromas y esa persistencia no se encuentran fácilmente.
Gloria.

Taruguín 2015

Otro vino muy particular:
-Taruguín 2015 (Vino de España, zona de Soria), coupage de tinto fino con un mínimo de albillo con nueve meses en barricas de roble francés.
Rojo picota de capa alta, ribete violáceo.
En nariz es peculiar, con gran presencia de frutos negros, pasas y pimentón.
En boca presenta volumen y frescura. Notas de fruta negra y tierra. Retrogusto medio.
Costó unos 15 €.
Lo dicho, muy diferente. Mucha más frescura de la esperada en un vino de esa zona y esa variedad, y notas bien interesantes.
Acertado.