domingo, 1 de marzo de 2015

Maricastaña, Madrid

La idea era desayunar en un sitio céntrico y opté por este moderno local.
Decoración rústica, rabiosamente actual. ¿Va a acabar esta moda?
Elegí la tarta de zanahoria (carrot cake) con mascarpone, bastante buena.
El error fue servir el café antes que la tarta. Ya estaba frío cuando pude tomarlo, eso no puede ser.
Costó unos 5 €, algo caro.
Vi que tienen menú del día y diferentes opciones a lo largo de la jornada, no parece mala opción para algo informal y modesto.
Hay mejores desayunos a unos pocos metros, pero puede servir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario