jueves, 10 de diciembre de 2015

Panda by Hattori Hanzō, Madrid

Ya visité el restaurante, aunque veo que ha cambiado carta y ambición, pero ahora además se convierte en tetería y pastelería japonesas por las tardes. Me apetecía conocer la propuesta.
Probé un té sencha superior, aromático e interesante, y hanami dango, tres mochis rellenos de frambuesa, judía roja y té respectivamente. Lo cierto es que el dulce estaba bueno dentro de su autenticidad.
Quizá el precio, unos 7 € por esta merienda, es lo menos admirable.
Aplaudo la idea y el resultado, no hay nada como estos pequeños viajes...
En fin, que me parece un buen sitio para charlas de tarde en el centro de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario