domingo, 11 de septiembre de 2016

Tatau Bistró, Huesca (II)

Volver al Tatau es siempre buena idea, además a mis acompañantes les debía una visita. Allá vamos.
Se cambian de local en unos meses, el actual sigue igual.
Esta vez comimos en las mesas del fondo que sí se reservan.
Mesas cómodas, mantelería cuestionable, servilletas de papel y copas correctas.
Hay un menú degustación para esa zona, pero optamos por carta. Todo apetecible hasta el extremo. En lo enológico se ofrecen unas cuantas interesantes referencias (seguro que el nuevo local les permitirá mayor fondo). Escogimos Edra Blancoluz 2015 (V.T. de Aragón), un buen monovarietal de viognier.
Cenamos:
-Tartar de trucha de El Grado con ralladura de mojama (en un cono de pasta brick, exquisitez pura y dura)
-Ensaladilla rusa (aunque le rebajaría el protagonismo de las aceitunas sigue siendo increíble, uno de los platos obligados)
-Foie gras mi-cuit (siempre excelente también, otro fijo)
-Patatas bravas (cada vez mejor, a la altura de las que llenan páginas)
-Gazpacho (con tartar de bonito marinado, verduras y migas crujientes, simplemente nunca había comido uno tan perfecto)
-Guiso de morro de cerdo con gamba roja (goloso a más no poder, demostración de técnica y criterio)
-Cochinillo crujiente y meloso con samfaina y olivas negras (uno de los platos más conseguidos, punto impecable y equilibrio)
-Piñacoco (espuma de coco, crumble, piña natural y granizado de menta, fresco, divertido, otro acierto)
-Torrija (brioche sobre crema de fruta de la pasión y helado de vainilla de Madagascar, deliciosa)
El café, a buen nivel.
El servicio a cargo de Lucas Sampietro es también muy adecuado. Quizá alguna espera de más...
Pagamos 32 € por persona, buen precio.
Tonino Valiente lo ha conseguido, horas y horas de trabajo junto a su equipo en esa minúscula cocina dan este resultado, el éxito. Es y va a seguir siendo una de las barras más interesantes de este país, no os la perdáis.
Alta cocina y precios sensatos, productos modestos y alguno noble, mucha ilusión y más esfuerzo y saber. Me quito el sombrero.
Que siga el show...

No hay comentarios:

Publicar un comentario