Un buen recorrido por la Parte Vieja, Donostia (Gipuzkoa)

Volvía a una de mis partes favoritas del mundo...
A fuego negro ya ha recibido muchos elogios por aquí. Todos se revalidan en cada visita.
Además de las maravillosas black rabas, probé el porrupatathai y me gustó mucho.
Siempre un placer.
En La cuchara de San Telmo probé la terrina de txangurro, brioche y mahonesa de hierbas, que está buenísima, y la oreja prensada con puré de lentejas verdes de Puy, que no se queda atrás.
Del Txuleta su pintxo de txuleta, claro. Quizá esta vez no fue de las mejores.
El Zeruko es otro de los imprescindibles. De aquí me quedé con el pulpo, udon y mojo, del que no entiendo ese mojo soso con lo ricos que están los otros dos ingredientes, y los morros con foie, que resultaron muy sabrosos.
Del Txepetxa elegí la anchoa con erizo, que es un bocado magnífico.
En el Martínez degusté el atún rojo encebollado con puré de marmitako. Esperaba más de este pintxo.
En el Atari me decanté por el taco de ibérico y lo cierto es que estaba demasiado seco.
Y cómo no, en La viña su tarta de queso. Una de las mejores que he probado, sin más rodeos...
Para beber, vinos por copas. Vi este tema muy descuidado en demasiados de los locales visitados.
Los precios son importantes, pero el éxito de los negocios parece justificarlo.
Se dice que la calidad ha bajado, y es cierto que se ve irregularidad, pero hay sitios que no fallan.
Cada paseo por esta zona es una alegría, y esta vez no fue una excepción. Siempre me voy con la idea de volver más a menudo.
Placeres mundanos...


Comentarios

Entradas populares