Ir al contenido principal

L'Estagnol, Narbona (Francia)

La agradable terraza de este restaurante cerca del canal de la Robine y del mercado de Les Halles, por cierto muy recomendable, nos convenció.
Zona de mesas cubierta con parasoles y bastante cómoda.
Manteles individuales, servilletas de tela y copas pésimas.
La carta está especializada en pescados y mariscos, pero comprende también otro tipo de preparaciones. Hay varios menús, pero optamos por la carta. En lo enológico, carta exigua y poco interés. Escogí, tras no disponer de mi primera elección, Château de Caraguilhes Classique Blanc 2017 (Corbiéres A.O.C.), que resultó fresco y cítrico.
Cenamos:
-Gambas (sin ser excepcionales resultaron bien sabrosas)
-Mejillones en salsa ravigote (agradables)
-Sepia a la parrilla con perejil (correcta, cambiaría las guarniciones)
-Magret de pato (totalmente arruinado por una muy excesiva cocción, guarniciones inaceptables)
-Café gourmand (como un surtido de postres, bien la crema con frutas y el babá, el resto seco)
El café también cumplió.
El personal se mostró amable.
Pagamos 35 € por persona.
Buscábamos algo informal y aprovechar la climatología benigna, pero también un poco de disfrute gastronómico. Y no llegó en la medida necesaria.
Presentaciones de otro tiempo, poco mimo y escaso criterio es lo que vimos en algunos platos. Gambas y mejillones resistieron el envite, eso sí.
Hay opciones mejores en Narbona.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pol Carson Brut, cumplidor.

Un champán de precio comedido, vamos a ver: -Pol Carson Brut (Champagne A.O.C.), chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Método champenoise. Color dorado pálido, burbuja fina. En nariz muy elegante, flores blancas, frutos secos, mantequilla... En boca, agradable. Correcta acidez, pastelería y fruta tropical. Retrogusto algo corto. Costó unos 12 € en un supermercado del grupo E. Leclerc (parece ser marca propia). Tengo que decir que su precio es muy adecuado para lo que ofrece. Obviamente no es uno de esos grandes champanes que te enamoran, pero esta botella puede competir con muchos vinos espumosos. Cumple con creces.

Goya XL Manzanilla reposada en rama

Vamos con manzanilla:
-Goya XL Manzanilla reposada en rama (D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda), monovarietal de palomino fino con crianza biológica bajo velo de flor durante 10 años mediante el sistema de soleras y criaderas en botas de roble americano. Embotellado sin filtrar.
Oro limpio y brillante.
En nariz es compleja, intensa y elegantemente punzante. Frutos secos, cereales, salinidad, cítricos y hierbas aromáticas.
En boca es sabrosa y cremosa. Delicadas notas salinas y lácticas. Volumen. Retrogusto muy largo y especialmente grato.
Costó unos 20 € (50 cl.).
Una auténtica barbaridad, una joya enológica. Sé que hay otras de su especie comparables, pero esta es magnífica.
Esa densidad, esa potencia en aromas y esa persistencia no se encuentran fácilmente.
Gloria.

Taruguín 2015

Otro vino muy particular:
-Taruguín 2015 (Vino de España, zona de Soria), coupage de tinto fino con un mínimo de albillo con nueve meses en barricas de roble francés.
Rojo picota de capa alta, ribete violáceo.
En nariz es peculiar, con gran presencia de frutos negros, pasas y pimentón.
En boca presenta volumen y frescura. Notas de fruta negra y tierra. Retrogusto medio.
Costó unos 15 €.
Lo dicho, muy diferente. Mucha más frescura de la esperada en un vino de esa zona y esa variedad, y notas bien interesantes.
Acertado.