lunes, 30 de abril de 2012

Soul Kitchen

Hoy toca cine, cine con gastronomía. Esta película alemana, del reconocido Fatih Akin, no es ninguna obra maestra pero cumple perfectamente la función de hacer pasar un buen rato al espectador. Y sí, hay comida, digamos que el protagonista llega a entender la pasión que conlleva la profesión de cocinero al ritmo que su vida cobra sentido. Eso sí, creo que se podría haber explorado mucho más esa vía, la gastronomía aparece, pero la metáfora que se intuye no se vislumbra por completo.
Comedia romántica sin pretensiones, solo hacer reir (lo cual no tiene que ser poco). Personajes bien construidos, interesante banda sonora y cuidada y personal fotografía son las principales armas de esta cinta.
Agrada sin llegar a emocionar, como muchos platos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario