Amontillado Príncipe de Barbadillo

Volvemos al sur:
-Amontillado Príncipe de Barbadillo (D.O. Jerez-Xérès-Sherry  y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda), monovarietal de palomino fino envejecido bajo el tradicional sistema de soleras y criaderas.
Color caoba pálido, limpio y brillante.
En nariz es bien complejo. Aparecen notas salinas, frutos secos, madera y especias.
En boca es estructurado, seco y amplio. Persisten notas salinas y frutos secos. Retrogusto largo y placentero.
Fue un regalo, pero vale unos 18 €.
Uno de esos vinos que, a precio moderado, consiguen emocionar y transportarte a otros tiempos y otros lugares. Una fiesta.
Que vengan muchos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quema, Zaragoza (III)

Quema, Zaragoza (IV)

Una pastelería en Tokio