lunes, 6 de octubre de 2014

La barra, Málaga

Viaje a Málaga, Feria, amigos...
Lo de menos es la comida, está claro, pero de algo hay que alimentarse.
Raciones de rosada, langostinos, arroces y demás sospechosos habituales de la zona fueron desfilando por las mesas. Ya he conseguido olvidar el gusto del ubicuo Cartojal...
La única cena digna de mención fue en este local. Aviso de que va a haber muchos menos detalles de lo habitual porque, repito, esto no era lo más importante.
Ambiente informal. Se comunica con un japonés del mismo grupo que me hubiera gustado probar.
El Rioja de la casa era dantesco, así que decidí probar un vino de la zona, Botani Garnacha 2011 (D.O. Sierras de Málaga), que fue una agradable sorpresa. Debo añadir que en la carta había interesantes propuestas.
Contaré alguna de las cosas que probamos:
-Chipirones salteados con arroz negro socarrat (nada nuevo, correcto)
-Flamenquín de secreto y jamón ibérico a los tres quesos (muy bien hecho)
-Taco de presa ibérica de bellota (carne de calidad bien tratada)
-Fideos negros tostados con chipirones y alioli de azafrán (peor que el arroz)
Tomamos café y eso no mejoró la cena.
El personal estaba totalmente sobrepasado. Son días malos.
No sé el precio exacto, la carta me dejó la sensación de precios algo abultados. Hubo más platos en la mesa, he hablado de lo probado.
Cocina impersonal, algún buen producto y poco destacable. Eso sí, quizá en un día normal hubiera sido diferente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario