viernes, 24 de octubre de 2014

Otra de mercados madrileños

Los mercados gourmet, o como se les quiera llamar, madrileños son una buena opción para cenar pronto, por ejemplo.
Buen concierto en Libertad 8, cena en San Antón pues.
De Raza Nostra probé la hamburguesa con pulpo y pimentón. Me gustó bastante, aunque yo quizá le quitaría algo del invasivo pimentón.
Y también comí un lorito (o raor, galán, papagayo, pampano, roso, pinta, pez navaja...) que estaba delicioso. Bien frito, su escasa carne se convierte en un placer.
Los vinos no merecen mención.
Esta improvisada cena costó unos 15 €.
Y los mercados también pueden ser una buena idea para el aperitivo.
Para eso fui a conocer el remodelado San Ildefonso.
En Va de gambas probé eso, las gambas. De Huelva y muy buenas.
El vino fue el ubicuo por aquello de la mercadotecnia El novio perfecto 2013 (D.O. Valencia) que bueno, me pareció fresco y agradable.
Unos 8 € costó el aperitivo.
También fui a conocer el maravilloso Platea.
Solo por entrar en Gold Gourmet ya vale la pena, pero es que el interiorismo me encantó.
No comí nada, aunque una caña de Estrella (yo en Madrid espero otras marcas, la verdad) mal tirada y cara me dejó mala impresión.
Mercados, me siguen apeteciendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario