martes, 16 de agosto de 2016

Un paseo rápido por La Laurel, Logroño

La calle del Laurel es uno de los iconos del tapeo, había que dar una vuelta.
Empezamos en Bar Soriano, uno de los más longevos, con sus champiñones con gamba a la plancha. Quizá la tapa más mítica de la calle. Sencilla pero muy efectiva.
En el Mesón del Abuelo hay que probar el pincho de sepia, otro gran clásico y siempre muy conseguido.
En La tavina probamos el crujiente de careta de cerdo. Bien curiosa y agradable.
Lo suyo hubiera sido vino de la zona pero ese día optamos por cañas.
Los precios son adecuados.
Hay mucho más, pero lo probado sirve como muestra. La zona no destaca por su gran calidad ni por su creatividad, pero ambiente e historia lo compensan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario