sábado, 8 de junio de 2013

Toma café, Madrid

Este local ha adquirido una fama sin precedentes en el mundo de los blogs gastronómicos teniendo en cuenta que aquí se sirve café, solo café.
El sitio es minúsculo pero huele como mis mejores sueños. Sacos de café, tablones y muebles de tu abuela para decorar. Ya se sabe, modas...
La máquina Marzocco GB5 preside la sala y, junto con el producto, protagoniza las conversaciones.
Y bueno, el espresso es fantástico, quizá el mejor que he probado. Intenso y aromático, acidez justa, una barbaridad.
Un bar donde por el precio de un café te dan mucho esfuerzo y un trozo de felicidad. Vayan, no lo duden.
¡Gracias por pensar y actuar diferente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario