sábado, 1 de marzo de 2014

Bal D'O, Zaragoza

Día de compras en la capital aragonesa.
Los centros comerciales no suelen ser aptos para gourmets pero este caso prometía. Sucursal de un buen restaurante zaragozano (en el que estuve y lo conté).
Local agradable, decoración étnica.
El menú del día cuesta 12,95 € e incluye una copa de vino. Primera decepción, la copa llegó sin presentación alguna, no sé que vino bebí pero tampoco podría aplaudirlo mucho.
Vamos allá:
-Pasta con salsa de queso y rúcula (pasta bien cocida, no deja de ser un plato algo anodino)
-Presa ibérica con puré de berenjena (correcta carne aunque poco limpia de grasa, buen plato)
-Tarta de queso fresco (esperaba otra cosa, nada especial)
Café Nespresso para acabar, algo que tampoco me entusiasma. Se cobró aparte.
Lo cierto es que esperaba más, tampoco mucho más, pero sí algo más. Se ve algo diferente, más que uno de esos menús sin nada que ofrecer pero tampoco cambia el concepto.
Pese a todo es la opción más interesante de las que vi en Puerto Venecia, el centro comercial en el que se encuentra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario